Al encabezar la reunión de seguimiento del proyecto Agua Saludable para La Laguna, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que esta obra será el eje articulador de un plan de desarrollo integral en la región, que incluirá créditos a la palabra; entrega de fertilizantes, precios de garantía y apoyos a productores; recursos para el mejoramiento de escuelas y el sector salud en Durango y Coahuila, así como acciones de desarrollo urbano, vivienda y seguridad.

“Un plan integral es lo que me gustaría que nos presentaran los funcionarios federales y los gobernadores para la próxima reunión, que ya podamos tener el programa integral de manera conjunta”, enfatizó.

En el Centro Regional de Atención a Emergencias de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Lerdo, Durango, el jefe del Ejecutivo se comprometió a realizar visitas trimestrales de seguimiento “y juntos evaluemos para ir avanzando. Tenemos que hacerlo pronto, actuar de manera ejecutiva, enfrentar todos los obstáculos burocráticos”.

Sostuvo que Agua Saludable para La Laguna es un proyecto prioritario, por lo que deberá estar terminado en 2023. Al mismo tiempo, llamó a las empresas contratadas a cumplir con “esta gran obra que será en beneficio de la comarca lagunera. (…) Vamos a avanzar en el programa y vamos a avanzar con acciones para el desarrollo de los municipios de La Laguna, es mi compromiso”.

El mandatario agradeció a las y los ambientalistas su actuación responsable durante el diálogo; a dirigentes de organizaciones campesinas e independientes, así como productores de leche y a los gobernadores de Durango, José Rosas Aispuro Torres y de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, por participar en el esfuerzo conjunto, de suma de voluntades, que permitirá hacer realidad su ejecución.

Informó que este año el presupuesto para la obra es de mil 270 millones de pesos, de los cuales se han ejercido 158 millones.

“Tenemos que buscar la forma de ejercerlos bien, si no, ver cómo se pueden emplear para aplicarse el año próximo y en el proyecto de presupuesto para 2022 son 2 mil 300 millones que están propuestos. De modo que ya tenemos una cantidad suficiente de recursos y el compromiso de que este proyecto es prioritario, que no le va a faltar recursos”, apuntó.

Para concluirlo, dijo, se requerirá de una inversión de 10 mil millones de pesos porque implica no solo el abastecimiento de agua sino también la reparación de las líneas de conducción en los municipios e invertir en mejorar los sistemas de agua potable en los municipios involucrados. Además, se invertirán recursos en el revestimiento de canales a fin de modernizar sistemas de riego, lo que significará ahorros de agua.

De acuerdo con la Conagua, el objetivo del proyecto Agua Saludable para la Laguna es aprovechar aguas superficiales del río Nazas y reemplazar la que se extrae de pozos contaminados. Además permitirá recuperar el nivel del acuífero principal.

El agua beneficiará a más de un millón 600 mil personas de nueve municipios de Durango y Coahuila. La derivadora y planta de bombeo se ubicarán a las orillas del Canal San Jacinto, una zona que ya está impactada por actividades humanas. Así, el proyecto no dañará el entorno del área natural protegida y generará ahorros.

El director general de la Conagua, Germán Arturo Martínez Santoyo, destacó que en las mesas de trabajo con productores, ambientalistas y empresarios se escucharon las diversas posturas y se privilegió el diálogo, gracias a lo cual se logró el consenso.

“Podemos decir que el proyecto Agua Saludable para La Laguna está listo para empezar su ejecución a partir de este momento”, remarcó.

Participaron en el evento, el subsecretario de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, Rabindranath Salazar Solorio; el presidente de Grupo Lala, Eduardo Tricio Haro y las y los presidentes municipales de Lerdo, Homero Martínez Cabrera; de Gómez Palacio, Alma Marina Vitela Rodríguez; de Mapimí, Marisol Peña Rodríguez; de Tlahualilo, Alejandro Rodríguez Belmonte; de Torreón, Jorge Zermeño Infante; de Matamoros, Horacio Piña Ávila; de Viesca, Nadia Jaramillo Rodríguez y de San Pedro, Patricia Grado Falcón.