FRANCISCO RODRÍGUEZ

La corrupción gubernamental es la desgracia mexicana.  

La catástrofe arrasa hasta con los cimientos del país.  

Un azote que viene de sexenios anteriores… 

… el de Enrique Peña Nieto en especial… 

… transformado en hecatombe por los cuatroteros… 

… también formados para acabar con todo vestigio de honestidad

Hay quienes creen que se exagera cuando se señala a la corrupción como el principal lastre del país en plena Cuarta Deformación

Sí, justo la que prometía acabar con todos los actos corruptos. 

Sin embargo, comprobar que la corrupción está a todo lo que da…  

… se refleja en prácticamente todos los actos de dizque gobierno. 

Al tiempo que las grandes riquezas del país, asentadas alrededor de los patrimonios energéticos, turísticos y agropecuarios tradicionalmente generadores de divisas, han perdido su importancia en las grandes cuentas nacionales.  

La quiebra de la “empresa productiva del Estado”, como llamaron a Pemex las reformas estructurales, más los excesivos abusos dentro de las instalaciones turísticas, el desaseo en la comercialización de los terrenos, los desastres ecológicos en el sureste y el narcotráfico operando en las playas emblemáticas del país, el huachicoleo y el contratismo, han dado al traste con las dos piezas estratégicas del desarrollo mexicano.  

‎Para desgracia de ésta y de las futuras generaciones, la producción agropecuaria relegada, las plantas industriales paralizadas y las actividades comerciales en manos extranjeras… 

… y en sociedades secretas donde participan los hijos de AMLO…  

… los hijos y entenados de Romero Oropeza… 

… los hijos de Bartlett… 

 y cuanto hijo de su cuatrotera madre usted se imagine… 

… más la inflación, la ausencia de empleos y el robo generalizado de los presupuestos públicos, han postrado al país.  

Remesas: 33 mil millones de dólares 

Hoy en día, se presume en ene número de informes presidenciales y, claro, en las insufribles “mañaneras” que las remesas que envían tras esfuerzos hercúleos los migrantes en Estados Unidos, expulsados originalmente por el desastroso sistema económico y la corrupción, cargan con el fardo de la pesada marcha de la economía nacional. 

El monto de las remesas de los migrantes ha superado desde hace mucho tiempo a la producción petrolera, al turismo y a la captación de impuestos, frivolizada y desbaratada. Una vergüenza mundial, más cuando se agrega que entre esos recursos externos y el dinero líquido que circula –producto mayoritario del trasiego de estupefacientes– se mueve todo el aparato de compraventa y comercialización. Máxime cuando los beneficiarios cuatroteros dejan a su suerte a los desplazados, quienes sólo importan para el discurso ñoño de la emisión de votos desde el extranjero., 

Y así, México sumó, entre enero y agosto de este 2021 del Señor, la cantidad de 32 mil 930 millones 900 mil dólares en remesas, un aumento del 24,76 % respecto al mismo periodo de 2020 luego de que en el octavo mes del año se llegara a un récord de 4 mil 743 millones 600 mil dólares. 

Y pese a todo no hay avances. Y eso porque la maldita corrupción descalifica cualquier esfuerzo nacional, destruye la iniciativa empresarial y laboral, corrompe las estructuras fundamentales del país, nulifica toda acción, enardece a la sociedad empobrecida y descalifica de entrada cualquier acuerdo o negocio internacional que persiga inversiones o beneficios para los gobernados. 

Los cuatroteros infunden temor a las empresas extranjeras, por su veleidad y desmedida voracidad en las comisiones que exigen, por las trampas en las adjudicaciones, por la falta de palabra ante los compromisos que se contraen, por el acecho constante para asaltarlas, en el campo de juego o con los entrambuliques que les tienden desde la Bolsa de Valores en manos de truhanes, corruptos de siete suelas.  

‎Nadie piensa en función de transparencia, menos en un proyecto nacional que dignifique al país. Todos se dedican a esquilmarlo y entorpecerlo. La corrupción aleja a cualquier emprendedor y mediatiza por medio del soborno a cualquier líder de trabajadores. En los estados de la Federación se reproducen todas las malas artes que desde el centro del poder se ejemplifican

¿Cómo la ve usted? 

Indicios 

Cosas de la vida: Lourdes Mendoza, la colega acusada falsamente por Emilio Lozoya de haber recibido una bolsa de Chanel que el ex director de Pemex habría comprado con dineros del mega soborno de Odebrecht, lo fotografió la tarde – noche del sábado en el carísimo restaurante Hunan de Lomas de Chapultepec. Ella, claro, con el olfato periodístico que la caracteriza, difundió las imágenes de Lozoya en su cuenta de Twitter. Este es otro de los grandes fracasos del fiscal Alejandro Gertz Manero, distraído en lavar recursos con compraventas de terrenos y mansiones en el extranjero que aparentemente son de su negocio universitario, pero que los expertos aseguran que podrían proceder de otro tipo de actividades escasamente lícitas. + + + Los neoleoneses salieron de Guatemala y llegaron a Guatepeor. La actitud infantiloide de su nuevo mandatario estatal les provocará innumerables problemas más temprano que tarde. El cambio del escudo, para empezar. Y enseguida la corbata con chanclas dan cuenta del nuevo tropiezo de los electores de la entidad que presume ser la más industrializada del país. + + + Y por hoy es todo. ¡Feliz inicio de semana! Y, como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días! 

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez