El secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres Guadarrama, aseguró que el abasto del gas LP está garantizado en la capital, pese a las protestas que se registraron este lunes por parte de empresas distribuidoras en 14 puntos.

En uno de estos puntos se generó un altercado que derivó en la apertura de una de las mangueras de las pipas, lo que puso en riesgo a las personas presentes en el lugar.

En conferencia de prensa, el funcionario capitalino refirió que las empresas distribuidoras, también llamadas comisionistas, demandan a la Secretaría de Energía del gobierno federal que autorice el incremento de un peso en el precio del litro de gas LP, algo que fue rechazado por las autoridades. En respuestas los distribuidores de gas realizaron bloqueos desde las 14:00 horas.

Pese a las protestas, Batres Guadarrama aseguró que el abasto del gas en la capital está garantizado: “Se está actuando para garantizar el abasto de gas, no hay riesgo y vamos a tomar las medidas necesarias para que no exista este riesgo”. El gas no subirá, dijo.

Sobre la persona que abrió una manguera de una pipa de gas LP usada en un bloqueo, el funcionario informó que fue detenida y será la Fiscalía General de Justicia la que dé seguimiento al caso.

“Nos parece esto delicado y nos pareció muy condenable la utilización de una pipa y abrir una manguera de una pipa en el suceso de Eje 5 e Insurgentes”.

Bloqueos registrados en:

  • Insurgentes y Eje 5 Sur
  • Revolución y San Antonio
  • Eduardo Molina y Victoria Oriente
  • Ermita Iztapalapa y Primavera
  • Marina Nacional y Bahía de Banderas
  • Ignacio Zaragoza y Octavio Paz
  • Ermita y Rojo Gómez
  • Ermita y Eje 6
  • Periférico Sur e Insurgentes
  • Tláhuac
  • Chalco y San José
  • Periférico y Tláhuac
  • Viaducto Tlalpan y Tetitpac
  • México Toluca y Bosques de Alisos
  • Palo Alto Cuajimalpa
  • Rojo Gómez y Sur 8

Esta tarde repartidores de gas LP cerraron con sus pipas y camiones repartidores de cilindros diferentes vialidades principales de la Zona Metropolitana del Valle de México, esto tras el descontento de los trabajadores de no recibir respuesta de las autoridades.

Al medio día varios voceros del Gremio Gasero Nacional se dieron cita a las afueras de la Secretaría de Energía (Sener) para pedir a las autoridades una solución ante las bajas comisiones que están recibiendo, pero ante la falta de una respuesta positiva decidieron cerrar en Eje 5 e Insurgentes Sur.

Más de una docena de bloqueos se desataron, en la México-Toluca, México-Pachuca, en la Avenida Marina Nacional en inmediaciones de la Torre de Pemex, Barranca del Muerto y Periférico, Avenida Revolución y San Antonio, en Avenida Tláhuac, Viaducto Tlalpan y Tetipac, en Eduardo Molina y Oriente 117, entre otras vialidades.

La Sener informó que a las 14:40 horas que algunos funcionarios recibieron a un grupo de personas de los comisionistas de gas LP, acotando que esta figura en la regulación de la comercialización del combustible no existe.

La petición de estos comisionistas de gas LP es el aumento de un peso en el kilo de gas para que aumente su ganancia neta; no obstante, la Sener dijo que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha sido consiente en fijar las tarifas máximas basándose en el precio internacional.

La dependencia encabezada por Rocío Nahle rechazó la violencia que suscitó esta tarde entre policías y repartidores a las afueras de la Sener, así como en otros puntos de la Ciudad de México y por esto se actuará conforme a la ley.

Batres Guadarrama señaló que hasta las 17:30 horas habían sido desactivados todos los bloqueos a excepción de tres puntos. Refirió que se puso en contacto con el subsecretario de Energía, Miguel Ángel Maciel, quien refirió que se recibió a los comisionistas que demandan el aumento del precio del gas LP y se les explicó que “no podía darse este aumento con objeto de garantizar las ganancias de estos comisionistas, que son intermediarios entre empresas gaseras y consumidores”.

El secretario de Gobierno de la Ciudad de México enfatizó en que solamente en el Valle de México se da una situación de doble intermediación, ya que Petróleos Mexicanos vende el gas a las empresas gaseras y éstas a su vez lo vende a las empresas distribuidoras, que son quienes llevan el producto a los usuarios finales.

“En la Ciudad de México queremos señalar que estamos en la idea de respaldar a las familias, la economía popular y que no suba el precio del gas. Estamos trabajando en el sentido de garantizar el abasto del gas en la Ciudad de México. Nos parece importante que las empresas gaseras y comisionistas resuelvan su relación entre sí para no afectar a las familias de la Ciudad de México”, manifestó.

Fuente: Forbes