Por unanimidad, la Cámara de Senadores aprobó un proyecto de decreto para considerar como materia de salubridad general la detección oportuna del cáncer en la infancia y la adolescencia. 

Al presentar el dictamen, que se aprobó con 85 votos y que adiciona una fracción XVI Ter al artículo 3° de la Ley General de Salud, la senadora Sylvana Beltrones Sánchez señaló que el cáncer en los menores es un problema de salud pública y que, desafortunadamente, 75 por ciento de los casos se detecta en etapas avanzadas o con metástasis. 

Si apostamos a la prevención el cáncer, afirmó la legisladora del PRI, es curable. Además, manifestó su preocupación, porque en México es la primera causa de muerte por enfermedad en menores de cero a cinco años, y cada cuatro horas, en promedio, se registra un deceso, mientras que al año se registran dos mil fallecimientos. 

Un aporte adicional a la reforma es que facilita la coordinación entre autoridades, resaltó Beltrones Sánchez, al formalizar la prioridad de la atención a la niñez y la adolescencia, y abrir la posibilidad de mejorar las actividades enfocadas en la prevención. 

En tanto, Lilia Margarita Valdez Martínez, de Morena, asentó que el problema del cáncer infantil y de adolescentes no es exclusivo de México o de sus políticas, sino uno de los problemas más graves de todo el mundo. 

Dijo que la iniciativa no lo es todo. “Es el principio para que todos con voluntad lleguemos a acuerdos y estrategias para detectar la leucemia”. 

Añadió que entre los estados con mayor incidencia de la enfermedad en la infancia fueron el año pasado: Durango, Colima, Aguascalientes, Sinaloa, y Tabasco.  

En su intervención, la senadora Josefina Vázquez Mota aseguró que un diagnóstico temprano marca sin duda la gran diferencia, ya que en pacientes pediátricos se habla de expectativas de curación para toda la vida y no solamente de supervivencia, como lo es en el caso de los adultos. 

La senadora del Partido Acción Nacional indicó que se estima que existen anualmente entre cinco mil y siete mil nuevos casos de cáncer en menores de ocho años, de los que destaca la leucemia. 

Añadió que la sobrevida nacional en el país es de casi el 60 por ciento, cuando en otros países es del 90 por ciento. “Tenemos un reto muy importante para lograr esa prolongación y calidad de vida”, subrayó. 

Consideró como fundamental acercar los centros de salud y atención oncológicos, ya que los traslados de niñas y niños con cáncer son una de las causas más importantes para que mueran. Lo siguiente es la preparación para una detección temprana y poder tener los medicamentos y tratamientos necesarios. 

El dictamen fue enviado a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.