El Instituto Politécnico Nacional (IPN) galardonó a mil 960 estudiantes del nivel medio superior como un reconocimiento a su excelencia académica, al obtener entre 9.5 y 10 de promedio.

En la ceremonia, el director general del IPN, Arturo Reyes Sandoval, resaltó que los alumnos de esta casa de estudios reciben la mejor educación que hay en el país, la cual les va a permitir posicionarse en los mejores lugares en México y a nivel mundial.

Durante el evento, en el que se reconoció la trayectoria académica ininterrumpida de los jóvenes más destacados de los 19 Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) y un Centro de Estudios Tecnológicos (CET), Reyes Sandoval señaló que formar estudiantes politécnicos de excelencia, con promedios tan altos no es tarea fácil.

Dijo que esto se logra con el esfuerzo diario de los alumnos ante diversas circunstancias, obstáculos y desvelos, pero también con el trabajo conjunto de docentes, autoridades y padres de familia, por ello, la calidad educativa del Politécnico, en diversas pruebas, siempre supera por mucho a las del resto de preparatorias del país.

Ante los 20 politécnicos que asistieron al Centro Cultural Jaime Torres Bodet en representación de sus compañeros, el titular del IPN refirió que ésta es una generación resiliente y capaz de enfrentar los retos del futuro.

“Tengan esa confianza, sigan estudiando, trabajen duro, y por supuesto, guarden siempre con mucho cariño esa pertenencia a la institución, sean orgullosos de decir yo soy ese estudiante del Politécnico, y por supuesto, sigan poniendo siempre la Técnica al Servicio de la Patria”, señaló en un comunicado.

El secretario académico del IPN, David Jaramillo Vigueras, dijo que la excelencia en el Politécnico más que un promedio u obtener evaluaciones perfectas, implica dedicación, esfuerzo, tenacidad, valores, amor a la institución, así como un profundo agradecimiento a sus padres, a sus docentes y al país.

En representación de los galardonados, Lisset Serrano García, del CECyT 15 “Diódoro Antúnez Echegaray”, manifestó que es un orgullo ser reconocidos como estudiantes destacados, poseedores de un espíritu de superación personal, de contribución para el progreso social y una actitud reflexiva para usar correctamente la inteligencia, y quienes buscan inspirar, guiar y ser un faro que ilumine los pasos de una juventud anhelante de libertad para construir una sociedad a base de esfuerzo, perseverancia y paciencia.

Fuente: Milenio