El Centro Universitario Tenancingo de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) realizó, por decimosegundo año consecutivo, el Festival “El muerto al pozo y el vivo al gozo”, que tiene como propósito conservar las tradiciones alusivas al Día de Muertos.

La coordinadora de Difusión Cultural de este espacio universitario, Alejandra Patricia Ceballos Mejía, indicó que esta actividad surgió como un proyecto escolar de una asignatura de la Licenciatura en Turismo llamada “Interpretación del Patrimonio Cultural”.

Se buscaban, dijo, nuevas formas de acercar el patrimonio y la historia del Centro Universitario y el municipio de Tenancingo a la población; así se acordó realizar un festival para celebrar las tradiciones de Día de Muertos.

El programa, indicó, comprende también concursos de catrinas vivientes y ofrendas tradicionales, que por cuestiones sanitarias, al igual que el año anterior, se realizaron de forma virtual. “La idea es adaptarnos a las circunstancias y no dejar de llevar esta actividad a la sociedad”, dijo.

En esta ocasión, señaló, realizamos una ofrenda monumental y de manera presencial, una obra de teatro y los recorridos de leyendas, actividades en las que antes de la pandemia participaban pobladores de Tenancingo y los municipios aledaños.

Con respecto a los recorridos de leyendas, el catedrático del Centro Universitario UAEM Tenancingo, Adolfo Nava Estrada, detalló que como parte de esta actividad, haciendo uso de las instalaciones del campus, se recrearon leyendas como la de La Llorona y Los Colgados, así como el paso de José María Morelos y Pavón por este municipio.

En esta actividad, cuyo propósito es conservar la tradición oral del municipio y difundirla entre la sociedad, participaron en esta ocasión una veintena de estudiantes de las licenciaturas en Turismo y Arqueología.

Cabe destacar que las actividades presenciales del festival se llevaron a cabo respetando todas las medidas sanitarias como desinfección y toma de temperatura al ingresar al campus, sana distancia, uso de cubrebocas y gel antibacterial.