La iniciativa de reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador preocupa de manera seria al Gobierno de Estados Unidos, afirmó el embajador Ken Salazar.

El diplomático se reunió este miércoles con funcionarios del Gobierno de México para hablar sobre la reforma constitucional, que ha despertado críticas de la IP en el país.

“Quiero aprender más sobre el ímpetu de esta reforma constitucional. Expresé serias preocupaciones de Estados Unidos”, publicó en su cuenta de Twitter.

Salazar aseguró que la administración de Biden está comprometida a continuar el diálogo sobre el tema en los próximos días.

La reforma eléctrica generó al crítica de un grupo de 40 congresistas estadounidenses, quienes dijeron estar gravemente consternados por lo que llamaron un esfuerzo del Gobierno mexicano para excluir a empresas privadas del sector energético.

“El propio presidente Andrés Manuel López Obrador ha reconocido el objetivo explícito de brindar a las empresas nacionales de energía de México, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), un trato preferencial, en directa contradicción con el T-MEC, que su propia Administración negoció y firmó,” reclamaron los congresistas.

La American Chamber of Commerce of Mexico (AmCham) atacó en días recientes la propuesta, al afirmar que tiene el potencial de aumentar los costos energéticos para las cadenas de producción instaladas en el país.

“México perdería la oportunidad de ser una economía pujante y competitiva, además comprometería la prosperidad de la región de América del Norte”, resaltó en un posicionamiento.

Fuente: El Financiero