La tarde de este jueves fuerzas federales y estatales incursionaron en la localidad de Tarecuato, Michoacán, en este municipio, con la finalidad de restablecer el orden y capturar a los presuntos responsables de la masacre de 11 pobladores del lugar. 

El pasado lunes por la noche se realizó el hallazgo de 11 cuerpos, los cuales presentaban huellas de violencia e impactos de bala. 

Las víctimas fueron identificadas como vecinos de ese lugar, seis de ellos menores de edad, los cuales habían salido en busca de panales de abeja para ponerlos en las ofrendas del día de muertos. 

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que los fallecidos no pertenecían a ningún grupo criminal, eran jornaleros, ajenos a la guerra de cárteles que azota en la entidad. 

La tarde del pasado miércoles fueron sepultados en el panteón de la localidad, enseguida, habitantes de Tarecuato comenzaron con acciones de protesta para exigir justicia, incendiando al menos tres automotores, dos camionetas en la tarde y un autobús minutos antes de la medianoche. 

La mañana de este jueves se desarrolló una reunión a puerta cerrada entre los mandos del Ejército Mexicano, Guardia Nacional, Fiscalía General y la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, para acordar la estrategia del operativo, de inmediato, las fuerzas del orden incursionaron en el municipio de Tangamandapio en busca de regresar la tranquilidad a los habitantes del lugar.

Fuente: Quadratín