Para evitar una futura privatización, las obras insignia de la administración: el Tren Maya, el Aeropuerto Felipe Ángeles y la refinería de Dos Bocas serán gestionadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Así informó el titular del Ejecutivo durante la conferencia matutina de este jueves.

López Obrador indicó que se tomó la decisión de «blindar» dichos proyectos para evitar que en un futuro -en caso de que vuelvan los conservadores- esas obras no sean privatizadas.

Para lo anterior, el titular del Ejecutivo informó que dichas obras serán administradas mediante una empresa ligada a la Sedena.

A su vez, dijo que las ganancias se destinarán a efectos públicos. En este caso, al pago de pensiones.

AMLO señaló que 75 por ciento de las ganancias de proyectos como el Tren Maya, el Aeropuerto Felipe Ángeles y otros magnos proyectos se destinarán al pago de pensiones de las fuerzas armadas, y el resto para pago de pensiones de trabajadores al servicio del Estado.

Fuente: 24 horas