En México, los cargos bancarios no reconocidos son los hechos más denunciado ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), a consecuencia del uso indebido de datos personales, por lo que se recomienda a las personas que planean comprar algún bien o servicio durante el Buen Fin 2021 a tomar en cuenta las medidas de seguridad elementales para evitar ser víctimas de estos actos.

Entre enero de 2011 y lo que va de este año, el INAI ha recibido un total de mil 769 denuncias por uso indebido de datos personales; de estas, sólo entre enero de 2019 y noviembre de 2021, suman 739.

Además de los cargos no reconocidos, otros hechos denunciados frecuentemente son la cobranza extrajudicial, las llamadas telefónicas por aparente personal de instituciones financieras que proporcionan datos de la persona, y la recepción de publicidad no deseada.

Respecto de casos de suplantación de identidad en línea, el Instituto ha recibido entre enero de 2016 y noviembre de 2021, 152 denuncias.

Bajo ese contexto y como medidas de prevención, el INAI aconseja a la población que al hacer pagos con tarjeta de crédito o débito no se pierda de vista el plástico; asimismo, no tirar a la basura documentos que contienen información personal o bancaria, sin romperlos y tacharlos previamente.

De acuerdo con estimaciones de la Asociación Mexicana de Venta Online[1], 9 de cada 10 compradores potenciales tienen previsto combinar las compras físicas con las digitales, y la tercera parte de los consumidores harán compras en línea, por lo que se sugiere tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

Al hacer compras en línea, se aconseja no utilizar una conexión inalámbrica de Internet sin protección de una contraseña; no publicar en redes sociales información personal sensible, ni fotos de documentos personales como estados de cuenta, recibos telefónicos o de otros servicios, recetas médicas, recibos de nómina o similares; y no proporcionar información personal ni bancaria vía telefónica o por correo electrónico.

Al navegar por Internet, se sugiere verificar siempre que el sitio que solicita datos personales sea el oficial de la institución u organización que dice ser; al terminar de usar el navegador, borrar los datos de navegación, el historial de descargas, los datos almacenados, cookies, contraseñas y licencias de contenido.

Asimismo, se recomienda analizar los términos y condiciones de uso de los dispositivos con la finalidad de saber si las conversaciones serán almacenadas y conocer el tiempo de retención; cambiar las contraseñas y claves de acceso con regularidad; configurar el nivel de privacidad de las aplicaciones móviles, redes sociales y sitios web; así como no abrir archivos adjuntos de un correo electrónico que provengan de un remitente desconocido.

También se aconseja evitar ingresar a sitios web a través de enlaces incluidos en correos electrónicos, mensajes de texto o publicados en redes sociales y no proporcionar datos personales adicionales a los estrictamente requeridos. Por ejemplo, si se trata de contenido gratuito, no ingresar datos bancarios.

Cabe señalar que no es seguro usar computadoras públicas para acceder a información personal y se hace hincapié en revisar los términos y condiciones del servicio, así como la política de privacidad de los sitios web a los que se accede; en caso de que en el navegador aparezca una ventana emergente que recomienda recordar los contraseñas, indicar siempre la opción “NO”.

Es importante que las etiquetas de la paquetería, que contienen nombre, dirección y datos personales similares, se retiren y destruyan antes de tirarlas a la basura o darles otro uso a los empaques entregados.

Como organismo garante de la protección de los datos personales, el INAI se mantiene atento a las denuncias de la población, para asegurar que su derecho fundamental sea respetado y garantizado en todo momento.

Fuente: Quadratín