El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió al PRI que los principios y la dignidad no se negocian y si no aprueban su iniciativa de reforma a la ley de Industria eléctrica van a terminar de demostrar que no representan al pueblo y van a afianzarse como buenos “salinistas”.

En su conferencia de prensa, en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo calificó como lamentable que un partido que surgió de un movimiento revolucionario termine como defensor de saqueadores.

“Me llamó la atención que ayer el diputado Rubén Moreira amenaza y dice que como no hubo negociación (en la aprobación del Presupuesto), como no hubo partidas de moche, entonces que se olvide el Presidente, no vamos a aprobar la reforma eléctrica, pues si no es conmigo, es con el pueblo”.

“Si no aprueban la reforma eléctrica van a terminar de demostrar que no representan al pueblo, que representan a las empresas extranjeras y a los que han hecho negocios al amparo del poder público”. 

Criticó que van a afianzarse como buenos salinistas y van a terminar de darle la espalda no solo al general Cárdenas, sino al presidente López Mateos.

“No es un asunto de toma y daca, los principios y la dignidad no se negocian”.

Fuente: El Universal