Luego de que la bancada de Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados rechazaron todas las propuestas del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (GPPRI), para optimizar la distribución de los recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el próximo año, la diputada federal Cristina Ruiz Sandoval reiteró el compromiso de su bancada para seguir trabajando por mejorar las condiciones de vida de los niños, niñas y adolescentes, así como de las mujeres.

Por ello, la legisladora mexiquense aseguró que los diputados priistas seguirán buscando mecanismos para reparar la infraestructura escolar, a fin de tener espacios seguros y adecuados para la educación de la infancia mexicana, ya que, dijo, existen casi 10 mil escuelas con daños, robos, maleza, escombros, vidrios rotos, tras el cierre de estos centros educativos por el tema de la pandemia.

La representante popular consideró necesario reincorporar un monto por 5 mil millones de pesos para el Programa de Mantenimiento de Infraestructura Educativa, pero -como todas las reservas- fue rechazada por la fracción oficialista. Aunque a Morena no le importa, porque los niños no votan, destacó, también es importante rescatar el Programa de Escuelas de Tiempo Completo, que permite a las mujeres salir a trabajar y a los niños les da beneficios adicionales con las clases extracurriculares.

Además, Ruiz Sandoval aseveró que es urgente generar programas de apoyo para los 64 millones de mexicanas, tanto de las ciudades, como del campo y de comunidades indígenas. Enfatizó que el PRI trabajará siempre por ellas, sobre todo impulsando un sistema de salud con atención y prevención eficaz y responsable.

La diputada priista manifestó que es importante redoblar los esfuerzos para prevenir y tratar el cáncer de mama, enfermedad que es la primera causa de muerte entre las mujeres. Precisó que, a la fecha, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se tiene un registro de más de 19 millones de casos, donde desafortunadamente casi 10 millones han perdido la vida.