El coordinador parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila, expresó que el Senado de la República se pude convertir en un interlocutor, de buena fe, para resolver el conflicto entre del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Aclaró que las y los legisladores no tienen facultades para resolver el problema, “pero sí tenemos la autoridad moral, social y legislativa para poder citar a comparecer a funcionarios y servidores públicos que ofrezcan soluciones”.

En entrevista, Monreal Ávila hizo un llamado para no satanizar al CIDE ni a ninguna institución educativa. Al contrario, acotó, hay que escucharlos, evitar que se profundice el conflicto y se generen “desencuentros tan complicados, que luego pongan en riesgo la viabilidad de esta institución”.

–¿Pero sí hay un compromiso del Senado para que comparezca la directora del Conacyt?, se le preguntó al senador. “Yo creo que sí”, respondió.

Ricardo Monreal precisó que se estudia citar a María Elena Álvarez-Buylla, pero será la Comisión de Educación la instancia que lo determine.

“No hay que descartar nada, hay que buscar soluciones hasta el final, hasta el fondo. No hay que cansarse, hay que platicar, platicar y buscar soluciones a los problemas que tiene el país, este es uno de ellos”, expresó el senador.

El líder de la mayoría legislativa en el Senado consideró que las expresiones de inconformidad de la sociedad se tienen que escuchar, “no hay que perseguirlas ni satanizarlas”.

En este sentido, comentó que este día sostuvo reuniones con integrantes del Consejo Nacional Agropecuario, campesinos, interesados en el tema de movilidad, alumnos y profesores del CIDE.

“A todos los recibimos con respeto, el Senado se está convirtiendo en una fuente, en un canal de comunicación con el Gobierno. Nosotros estamos actuando como interlocutores de buena fe, no tenemos las facultades para resolver el conflicto del CIDE, pero sí tenemos la autoridad moral, social y legislativa para poder citar a comparecer a funcionarios y servidores públicos que ofrezcan soluciones”.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política destacó que el balance de este periodo de sesiones es positivo, pues se aprobaron temas relativos al medio ambiente, economía circular, residuos sólidos, comunicaciones y transportes, bienestar y justicia.

Dijo que casi todas las leyes se aprobaron por consenso, muchas de ellas por unanimidad. “Para mí es un buen trabajo legislativo y por eso creo que el último día no podemos apresurarnos y aprobar leyes que no hayamos leído o que no estén debidamente consensadas”.

“Hay que esperar su momento, para eso es el periodo de receso, para preparar los dictámenes y en febrero tratar de sacar cannabis, algo de justicia”, continuó.