El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que sería positivo que el PRI rectificara respecto a la aprobación de la reforma eléctrica, y destacó que son momentos de definición. “Eso ayudaría más que mil pronunciamientos de que son revolucionarios, que son centristas, hechos, no palabras”.

Aseguró que votar en contra de la reforma eléctrica “es votar en contra del pensamiento y la acción que llevo a la práctica Adolfo López Mateos del PRI, que nacionalizó la industria eléctrico, esto no siquiera es nacionalizar la industria eléctrica, se les deja a la Iniciativa Privada el 46 por ciento de la industria y el 54 por ciento al sector publico, para garantizar el derecho a la energía eléctrica a precios justo”.

En conferencia matutina en Palacio Nacional destacó que si votan en contra “están traicionando los origines de ese partido, que es traicionar al presidente Lázaro Cárdenas, a Adolfo López Mateos, es continuar teniendo como jefe político y moral a Carlos Salinas de Gortari, hay que tomarles la palabra”.

López Obrador recordó las distintas etapas históricas del PRI, desde su creación en 1929, como Partido Nacional Revolucionarios, y destacó que pueden inaugurar una quinta etapa, pues indicó que desde 1988 se unen al PAN, y “surge el PRIAN, cuarta etapa, desde entonces votan juntos todo, el Fobapora con (Ernesto) Zedillo, lo votaron un día 12 de diciembre (…) pero todas las reformas constitucionales las aprobaron juntos desde (Carlos) Salinas, si se hace una revisión de todas las reformas para ajustar el marco legal a la política privatizadora, siempre votaron juntos”.

Aseguró que sería un cambio importante si el PRI no votara con el PAN. La gente mayor que milita en el PRI, dijo, “estoy seguro que lo vería bien, porque hay mucha gente mayor que sigue pensando en la Revolución mexicana, que cree en ella y que cree en ese partido y les duele muchísimo lo que ha pasado”.

Fuente: La Jornada