El presidente estadounidense, Joe Biden, advirtió este jueves que la variante del coronavirus ómicron «se va a propagar mucho más rápidamente» en Estados Unidos y urgió a la población a vacunarse o a recibir la dosis de refuerzo.

«La única protección real es recibir la inyección«, dijo, y pronosticó «un invierno de enfermedad grave y muerte» para los no vacunados.

Biden reunió a los periodistas al final de una reunión sobre la pandemia para enviar un mensaje directamente a los estadounidenses.

Hizo énfasis en la importancia de que las personas vacunadas reciban un refuerzo y que las que aún no se hayan vacunado reciban su primera dosis.

Poco antes, la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, había sugerido que la administración no tenía la intención de tomar medidas restrictivas específicas por el momento y que se centraría en cambio en la vacunación.

«Las herramientas que tenemos, sabemos que están funcionando», indicó, y agregó: «Simplemente vamos a seguir avanzando (…) para vacunar y poner refuerzos a los estadounidenses».

Los ministros de salud de los países del G7 pidieron el jueves la cooperación internacional frente a la variante ómicron, a la que llamaron la «mayor amenaza actual para la salud pública mundial».

El brote vinculado a la nueva variante se ha extendido a nivel mundial y más países europeos están implementando restricciones de viaje.

Estados Unidos, el país más afectado del mundo, actualmente tiene un promedio de mil 150 muertes por covid-19 diarias, según cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Fuente: AFP