El confinamiento por la pandemia de COVID-19, que empezó en 2020, provoco que se registrara una reducción histórica en la participación de la economía informal al Producto Interno Bruto (PIB), ubicándose en 21.9%, el menor nivel desde 2003, informó el presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Julio Santaella Castell.

Durante el 2020, por cada 100 pesos aportados al PIB del país, 22 pesos provinieron de la economía informal, generados por el 55.6% de la población ocupada en condiciones de informalidad.

Por lo que el resto del PIB, el 78.1% (78 de cada 100 pesos) fue producido por el sector formal con el 44% de la población ocupada en la formalidad.

Inegi precisó que en su medición se contempla al sector informal, los micronegocios que no cuentan con registros legales para operar, la agricultura, el servicio doméstico remunerado de los hogares.

Asimismo, como las diferentes variedades de empleo que operan en empresas pero sin la debida protección legal para la realización de sus labores.

La economía informal que contribuyó al 21.9% de la riqueza nacional, el 11.0% fue producido, precisamente, por el sector informal, mientras que el 10.9% fue aportado por otro tipo de modalidades de informalidad.

Mientras que la ocupación laboral, el 44.4% de los mexicanos que cuentan con trabajo se ubican dentro de la formalidad, mientras que el 55.6% laboran en alguna actividad perteneciente a la informalidad.

Fuente: agencias