La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) confirmó la desaparición del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) –establecido por mandato de la Ley General de Cambio Climático– y del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), con el objetivo –según afirmó la dependencia– de “eficientar la labor para atender las causas de los problemas ambientales”.

Con el argumento de impulsar “reformas administrativas profundas” en el sector, la dependencia que encabeza María Luisa Albores, señaló que las atribuciones y personal del INECC pasarán a formar parte de la Semarnat. En el caso del IMTA, sus colaboradores se sumarán a la estructura de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La víspera, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que era “muy probable” la incorporación del INECC a la Semarnat, como parte de un proceso de reforma administrativa.

“Entre más se ahorre, más dinero liberamos para el bienestar de la gente (…) Y no es un asunto administrativo, es un asunto de principios, no puede haber duplicidad de funciones”, advirtió.

Apenas en octubre pasado, la Semarnat presentó su nuevo reglamento interno con el que formalizó la desaparición de la subsecretaría de Gestión Ambiental. No obstante, no se consideró la desaparición de los institutos antes mencionados.

Según la dependencia, realizó un “análisis minucioso de su estructura interna y la de sus órganos desconcentrados y descentralizados, identificando la complementariedad de responsabilidades” entre la Semarnat y el INECC, así como entre el IMTA y la Conagua.

Asimismo, indicó, “se reconoció la falta de vinculación y coordinación entre las políticas públicas establecidas y las acciones diseñadas para su implementación”.

En el comunicado, la Semarnat sostuvo que en ambos casos, se respetarán los derechos laborales de los trabajadores, y las oficinas, laboratorios y demás instalaciones de estos organismos no tendrán cambio alguno.