Utilizar un dispositivo seguro y de uso personal, evitar conectarse a redes públicas, revisar que la página contenga su certificado de seguridad y generar una contraseña única y robusta, diferente a otros sitios, aplicaciones y redes sociales son algunas de las sugerencias a tomar en cuenta para reducir las posibilidades de ser objeto de fraude o robo cibernético, ante las compras en línea que durante esta temporada navideña irán en aumento.

El integrante del Departamento de Estrategia Tecnológica de la Dirección de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Eduardo Mendoza Terán, explicó que existen diversas acciones que como consumidor se deben tener en cuenta al momento de hacer compras en línea y usar tarjetas bancarias para evitar ser vulnerables, incluso ante una suplantación de identidad.

El especialista recomendó que al hacer compras en tiendas en línea, el consumidor siempre debe hacerlas desde un dispositivo propio, ya sea móvil o computadora personal, que cuente con un antivirus activo y actualizado, verificar que las aplicaciones o tienda virtual sean de un propietario legítimo, no utilizar redes públicas para realizar las compras como las de parques, centros comerciales o plazas.

“También se recomienda realizar un monitoreo constante de los movimientos realizados a través de la aplicación o sitio oficial de nuestro banco para reducir las posibilidades de ser sujetos de un fraude, utilizar una red doméstica confiable o datos móviles”, indicó.

En el caso del navegador, el especialista en ciberseguridad exhortó a efectuar compras en línea utilizando el navegador en modo incógnito, verificar que la página cuente con su certificado de seguridad https y el ícono de candado, lo cual garantiza que la información viaja cifrada; en compras de una sola vez en el comercio hay que eliminar los datos de la tarjeta, así como el domicilio y solo si se requiere, resguardar los datos.

En cuanto al uso de tarjetas bancarias, el consumidor por ningún motivo debe compartir la clave de seguridad de su plástico, evitar tenerla escrita o grabada en su celular o papelitos dentro de la cartera y renovarla periódicamente; en el caso de que sea una tarjeta nueva, esta debe ser firmada al momento de recibirla.

Mendoza Terán alertó sobre los mensajes que llegan a correos electrónicos y aunque estos provengan de un sitio conocido no acceder al link, recordando que ninguna entidad bancaria solicitará por esta vía información personal.

Asimismo, consideró sumamente importante reportar y bloquear las tarjetas en caso de pérdida o robo, no entregar información personal o comercial a través de encuestas telefónicas o por otros medios y evitar compartir datos de las tarjetas o fotos en las redes sociales.

También sugirió evitar mostrar las compras que se han realizado en redes sociales y en caso de recibir algún producto físico mediante paquetería, retirar las etiquetas y romperlas en pedacitos antes de desechar las cajas, al igual que los recibos de compra impresos.