Luis Serieys Zárate

18/11/2021

Ciudad de México

Con 52 años de experiencia y mantener funcionando el Sistema de Transporte Colectivo “Metro” en la Ciudad de México, los trabajadores son ignorados por el gobierno de Claudia Sheinbaum para participar en la rehabilitación y reconstrucción del sistema, lo que se ha demostrado a la larga lleva a accidentes como el de la Línea 12 hace unos meses.

 De acuerdo con información del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo que preside el ingeniero Fernando Espino Arévalo, “los obreros del sistema, son los más calificados en Técnica Metro y estamos decididos a que se contraten a nuestros compañeros trabajadores que son altamente especializados en la materia”.

El ingeniero Espino Arévalo, aseguró que no se les ha comunicado si serán parte de los trabajos que contempla el cierre de varias estaciones de la Línea 1 del Metro de la Ciudad de México, porque la dirección del SCT no se los ha informado.

Subrayó que se enteraron de la remodelación de la Línea 1 a partir de lo difundido en medios de comunicación, por lo que insistió a las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México y del STC, que se incluyan en los trabajos de rehabilitación y modernización a los Trabajadores del Metro, porque tienen la experiencia de trabajar durante décadas con carencias para impedir que se deje de dar el servicio diario a la población.

Respecto al traslado de Puesto Central de Control a las instalaciones del C5, el Ingeniero Espino Arévalo recalcó que se oponen por situaciones totalmente técnicas y operativas, enfatizó que los técnicos del Metro, “tenemos las alternativas de solución, 100 por ciento técnica, no políticas  y  es lo más conveniente, contamos con  el diseño de los Tableros, un diseño 100% Metro, y funcionaría perfectamente.”

Espino Arévalo, propone instalar un Puesto Central de Control por cada una de las líneas, con la finalidad de qué sean más seguros y estén completamente aislados, se construyan dentro de las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo, como en Talleres Zaragoza, Observatorio, Indios Verdes o Tasqueña.

Subrayó que el actual proyecto no será ni más barato, ni más seguro, además de estar en un espacio muy pequeño e inseguro para la operación que requieren las 12 líneas que circulan por toda la Ciudad de México y ´parte del vecino Estado de México.

Por otra parte, rechazó que se instale  la subestación Buen Tono, en el espacio que escogió la Comisión Federal de Electricidad, debido a que está muy cerca de un Centro de Desarrollo Infantil y un edificio Administrativo, lo que demuestra la improvisación y el desconocimiento de funcionarios y entidades externas en materia del Metro.

Finalmente, el Líder de los Trabajadores del Metro, señaló que luego de enterarse por los medios de comunicación de que el mantenimiento y rehabilitación de las vías e instalaciones de la línea uno, lo hará la empresa extranjera COMSA.

“Se van  por la contratación de empresas externas, que no nos han convencido porque realizan trabajos muy mal hechos; y nosotros como trabajadores tenemos que rehacerlos, con doble costo, el costo que le pagan a la empresa y el costo que les pagan a los trabajadores”.

Es más fácil gastar en contratar empresas extranjeras que en comprar materiales y equipo para dejar que los trabajadores con experiencia realicen los trabajos de rehabilitación del Sistema de Transporte Colectivo Metro, quienes lo han mantenido en funcionamiento muchas veces más con ingenio y técnica que con el apoyo de las autoridades que esperan refacciones del extranjero, desde un tornillo a permitir que el trabajo se haga con refacciones mexicanas.

serieys@hotmail.com