El presidente estadounidense, Joe Biden, actualiza la situación en la que la variante Ómicron tiene al país norteamericano. Presenta las acciones que se tomarán a unos días de las reuniones decembrinas, aunque no hay indicios de que el país vuelva al confinamiento.

Entre los temas que aborda destacan el incremento del apoyo a hospitales con personal e insumos suficientes para que el staff médico continúe con la lucha contra Ómicron, cuyos contagios siguen en aumento, además de la movilización de mil médicos militares, enfermeras y paramédicos durante los próximos dos meses para cubrir la demanda de servicios que la nueva variante pueda generar.

La continuidad del acceso a pruebas gratis, un programa que entró en acción en enero del 2021 y para el que ya trabajan 20 mil puestos de free-testing distribuidos por todo el país, además de un servicio a domicilio con el que se espera ampliar el alcance.

Como parte de este programa, el gobierno de Biden contempla adqurir 500 millones de pruebas rápidas para aplicarse en casa, y que serán de distribución gratuita.

La campaña de inmunización nacional, para la que se abrieron 10 mil puntos de vacunación nuevos durante el otoño, con los que ya suman 90 mil lugares en los que se puede acceder a una vacuna contra Covid-19. Ahora esta campaña enfoca esfuerzos para inmunizar a la mayor cantidad de menores de edad antes de que termine el año.

El demócrata también anuncia que abrirán clínicas provisionales para vacunación, lo que incluye una nueva unidad móvil en Washington y una más en nuevo México, y que abrirán este mismo martes.

Fuente: AFP