El coordinador parlamentario de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila, dio inicio a la presentación de su informe de resultados durante los últimos tres años.

A través de una serie de video-mensajes que difunde en sus redes sociales, Monreal Ávila dará a conocer a las y los ciudadanos las funciones que realizan las y los senadores, así como los proyectos legislativos que han aprobado.

Se trata, dijo el legislador el pasado 16 de diciembre, por el mismo medio, de una obligación ineludible de los legisladores federales y de los estados.

De esta manera, Ricardo Monreal afirmó este martes que proteger y dar voz a niñas, niños y adolescentes es una prioridad y clave para la transformación que México necesita.

Dijo que para la Cuarta Transformación es fundamental garantizar el bienestar de todo el pueblo, por lo que en el Senado de la República “estamos convencidos de la importancia de proteger y dar voz a aquellos que difícilmente son escuchados”.

En este sentido, enfatizó que el Grupo Parlamentario de Morena trabaja para la seguridad y la defensa de todos los sectores.

“Trabajamos para mejorar el presente de nuestro país y, sobre todo, trabajamos para un futuro en el que la niñez y la adolescencia puedan desarrollarse en libertad, con paz y con armonía; así como por una sociedad más justa, incluyente e igualitaria”.

Ayer, el senador también destacó algunos logros en materia educativa que se alcanzaron junto al magisterio, la juventud y la sociedad en general. En este mensaje asentó que las y los mexicanos deben gozar del derecho a la educación digna y de calidad.

Para lograrlo, asentó, fue necesario revertir la mal llamada Reforma Educativa del 2013, que establecía un régimen de castigo, persecución e injusticia contra los maestros y los trabajadores de la educación, proyecto que “cayó” en la conmemoración del Día del Maestro del 2019.

La nueva reforma, que aprobaron los senadores en la LXIV Legislatura, asentó, restituyó el espíritu social y humanista de la educación, y dejó claro que aprender no es un privilegio, sino un derecho del pueblo.

Con la aprobación de esta reforma profunda en materia educativa, acotó, “podemos afirmar que las senadoras y los senadores cumplimos el anhelo del pueblo mexicano: gozar plenamente del derecho a una educación para la vida, para servir a la nación y para construir un mejor futuro”.

“De eso se trata ahora, de informarte y de decirte lo que hicimos y lo que nos falta por hacer. Siempre por el bien de la patria”, expresó.