Para el 2022, el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) a las gasolinas tendrá un incremento nominal de 7.3% para los tres combustibles, llegando a 5.4917 pesos por litro en la gasolina Magna, 4.6375 para la Premium y 6.0354 en el caso del diésel.   

Así lo decretó este jueves la Secretaría de Hacienda en su publicación del Diario Oficial de la Federación, luego de que durante la discusión de la Ley de Ingresos se había planteado que estos impuestos se incrementarían conforme a la inflación, que se espera de 7.66% al cierre del 2021.  

Con ello, el aumento del IEPS quedaría ligeramente por debajo del incremento inflacionario, que se determinará de forma oficial hasta que concluya diciembre.  

En tanto, en el comparativo entre la tasa impuesta del 2021 y la del 2022 en términos nominales, el aumento en este impuesto en un año será de de 0.3769 pesos por litro para la gasolina Magna, de 0.3183 pesos por litro para la Premium y de 0.4142 pesos por litro para el diésel.  

Pero cabe recordar que derivado de la volatilidad que han sufrido los combustibles en mercados internacionales a lo largo del año, por el alza de más de 80% del precio del petróleo, el IEPS que verdaderamente se ha cobrado a los automovilistas durante este año ha tenido descuentos por subsidios llamados estímulos fiscales ha tenido descuentos que han superado el 50% de su cobro en distintos momentos del 2021.