De manera intempestiva y por «razones presupuestales», Agentes del Ministerio Público Federal, peritos y policías de Investigación, fueron notificados que a partir del 1 de enero dejan de laboral en la Fiscalía General de la República (FGR), sin respetar el Servicio Profesional de Carrera o que estén próximos a jubilarse o pensionarse.

Un video que fue grabado y difundido este miércoles por uno de los Ministerios Públicos, al momento de que intentaban notificarle su baja, muestra a una funcionaria de la FGR, no identificada, cuando argumenta que no autoriza la grabación “porque va mi integridad”.

Él le contesta: “no va su integridad, estoy en un acto en que usted me está pretendiendo notificar…”.

Ella lo interrumpe: “Está bien, usted sabe que le voy a hacer una notificación en términos de ley, usted sabe (porque) usted es una autoridad. Usted sabe que el Ministerio Público… usted es agente del Ministerio Público y también es licenciado en derecho, que para poder ser agente de ministerio público, primero, tiene que ser licenciado en derecho, como licenciado en derecho, usted sabe que las autoridades somos de facultades expresas, yo le pregunto: ¿En dónde está la facultad de usted para grabar esta notificación que le voy a hacer?,  número uno; y número dos, no le he dado mi consentimiento para que me filme, por favor le pido que apague su teléfono de la manera más atenta”, dice la funcionaria.

Mientras corre el video, se le ve a ella vestida con blusa blanca y pantalón de color oscuro, de pie, frente al Ministerio Público, quien la sigue grabando. Al fondo, se ven a algunos hombres también de pie.

Él contesta: “Esta cuestión de recabar el video es para saber con quién estoy tratando”.

-Yo ya me presenté, lo interrumpe.

-Hay otras personas aquí que yo no conozco, señala el agente mientras graba a tres hombres que acompañan a la funcionaria.

-Son los testigos de asistencia del acto de notificación, contesta ella, mientras uno de sus acompañantes muestra el gafete de acreditación.

-Le voy a pedir amablemente a usted, licenciado Grimaldo, que apague usted su celular, le insiste la notificadora de la FGR.

-Le preguntaba yo a usted que si en un momento dado, usted tiene conocimiento del servicio civil de carrera es el que debe de notificarnos a nosotros los funcionarios que entramos en servicio civil de carrera. Haga lo que usted considere, le dice el agente del Ministerio Público, mientras la funcionaria lo interrumpe y sigue insistiendo en que apague el celular y no la grabe.

-Es un acto personal y le estoy haciendo de su conocimiento el motivo por el que estoy grabando, no es ninguna cuestión de tipo privado.

-¿Cuál es el motivo?, le interrumpe.

-Pues recabar evidencia de lo que está sucediendo en este momento en este acto. No se preocupe, si no nos podemos entender en este momento paso a retirarme, ya que no es posible entablar una comunicación, le dice el MP mientras se ve que camina.

-No, es que usted no está entablando una comunicación, usted me está grabando, insiste ella.

-Por supuesto que sí, le hice mención. Paso a retirarme, con permiso, dice mientras avanza y uno de los testigos de la FGR le señala que no se puede ir, y al parecer la cierra el paso.

-¿Me vas a detener?, se escucha decir al MP.

– No te estoy deteniendo, señala una voz de hombre.

Al parecer, el agente del Ministerio Público llega a la puerta, la abre y logra salir de la que era su oficina, ya que se ve que la funcionaria de la FGR llega a la puerta.

Desde el umbral, ella sigue diciendo: “Están aquí los testigos de asistencia con los cuales se da usted por enterado de la notificación que por esta vía se da por terminada su relación laboral con la institución”.

-Licenciada…, alcanza a decir él.

Con el ánimo alterado, ella le interrumpe: “A partir del primero de enero (2022) ya no labora usted aquí. Su cheque está disponible Dame el número de oficio”.

Es lo último que se le escucha a la funcionaria en el video.

De manera oficial, de acuerdo con el oficio de notificación, el personal está siendo dado de baja a causa de “la desaparición de las plazas”, debido a la falta de recursos económicos para mantenerlas. Sin embargo, de manera extraoficial, los empelados afirman que el titular de la AIC será sustituido por un militar y las plazas que se están liberando, serán ocupadas por elementos castrenses.

Entre los elementos despedidos se encuentra personal hasta con 30 años de antigüedad laboral, quienes al momento de ser notificados y firmar, se les entrega un finiquito de poco más de un millón de pesos. Quienes se niegan a firmar el finiquito, aseguran a Apro que interpondrán un amparo.

También, piden a los empleados entregar los asuntos que tengan a su cargo, el arma de servicio, así como los recursos materiales, financieros y tecnológicos que tengan en resguardo.

Por medio de un video publicado en sus redes sociales, la organización Ciudadanos Uniformados dio lectura al oficio de baja de la institución, lo cual, afirmó es sumamente grave ya que entre los despedidos se encuentran peritos y policías ministeriales, especialmente de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Fuente: Proceso