El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) aseguró que los trabajadores eventuales que laboraron en el año 2021 en la dependencia –lo que incluye a los adscritos a la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH)– y cuyas funciones y tareas estén plenamente justificadas, serán recontratados este año.

El INAH, que depende de la Secretaría de Cultura federal, informó eso luego de que la comunidad docente de la ENAH exigiera este día más temprano al presidente Andrés Manuel López Obrador y al director del INAHDiego Prieto, garantizar la contratación del personal eventual de la institución para evitar frenar algunas actividades académicas.

En este mismo sentido, Diego Prieto, en un mensaje publicado en sus redes sociales, agradeció al vocero de la presidencia, Jesús Ramírez, por reiterar el anuncio de la recontratación de los trabajadores eventuales de la ENAH, así como de los profesores de asignatura y de quienes laboral por el régimen de honorarios.

En su comunicado, el INAH detalló que en el ejercicio presupuestal 2022 –en el que la Cámara de Diputados le asignó 4 mil 11 millones de pesos– no está autorizada la contratación de más personal que el que laboró en 2021, pero puntualizó que en este la recontratación del personal eventual ya estaba considerada.

“La Secretaría de Cultura y el INAH reiteran que las trabajadoras y los trabajadores eventuales que laboraron en el año 2021, cuyas funciones y tareas estén plenamente justificadas y apegadas a los encargos sociales del INAH, serán recontratados en este 2022”, expuso la dependencia.

Más temprano este domingo, la comunidad docente de la ENAH, en una carta difundida a medios, alertaron que en caso de no reactivar las contrataciones, peligra la “formación de especialistas, el trabajo de investigación y difusión para conocer, mantener, proteger y difundir la riqueza cultural de México”.

Los docentes explicaron que el continuo recorte de presupuesto en los últimos años se ha reflejado en privaciones y reducciones económicas “que han lacerado a la Escuela Nacional de Antropología e Historia”.

“El no cumplimiento de la petición realizada en el presente documento implicaría el cese técnico del funcionamiento de esta, vulnerando tanto los derechos laborales de los trabajadores de la institución como el derecho de los alumnos a recibir una educación gratuita y de calidad; ambas acciones representan una violación directa a derechos constitucionales contemplados en los artículos 3 y 123 de la Carta Magna de los Estados Unidos Mexicanos”, manifestaron.

Fuente: Latinus