Ante el aumento de casos positivos de covid-19 en Quintana Roo, la entidad retrocederá en el semáforo epidemiológico, por lo que del 10 al 16 de enero volverá al color amarillo. Así lo dio a conocer el gobernador de la entidad, Carlos Joaquín González.

En cadena estatal el mandatario estatal confirmó que si bien no habrá cierre de actividades económicas, sí se restringirán aforos y horarios. 

En el recuento del comportamiento de la enfermedad por municipio, el gobernador compartió que los que tienen mayor incremento se ubican en el norte del estado: Solidaridad con un aumento de 257 por ciento; Benito Juárez (Cancún) con 403 por ciento; e Isla Mujeres, con 833 por ciento.

Finalmente expresó que la prioridad es cuidar la salud de las y los quintanarroenses, así como de quienes visitan el estado por lo que a partir del lunes se reactivarán medidas y protocolos más estrictos para contener de manera eficaz la propagación del virus.  Entre esas medidas se encuentran el ajuste de aforos de la actividad turística al 60% y restricciones de movilidad nocturna, por lo que los establecimientos deberán cerrar a la 1 de la mañana.  En el caso de eventos de más de 150 personas será necesario que tanto organizadores como asistentes presenten una prueba de antígenos negativa, con antigüedad no mayor a 48 horas.  

Cabe agregar que el Comunicado Técnico publicado hoy da cuenta de 765 nuevos casos positivos en la entidad, con lo que se llega a 64,997 desde el inicio de la pandemia.

Fuente: excelsior