Sidney Poitier, la primera gran estrella afroestadounidense de Hollywood, ha fallecido a los 94 años de edad, según informó el viernes el viceprimer ministro de Bahamas.

Poitier, que tenía doble nacionalidad -estadounidense y bahameña-, era «un ícono, un héroe, un mentor, un luchador, un tesoro nacional», dijo Chester Cooper en su página oficial de la red Facebook.

El célebre actor se convirtió en la primera estrella negra nominada a un premio de la Academia con «The Defiant Ones» (Fugitivos) de 1958 y, seis años después, fue el primero en ganar el Oscar al mejor actor por su actuación en «Lilies of the Field» (Los lirios del valle) de 1963.

Poitier alcanzó la popularidad generalizada con una serie de papeles innovadores en un momento de gran tensión racial en Estados Unidos en las décadas de 1950 y 1960.

Equilibró el éxito con el sentido del deber de elegir proyectos que abordaran el fanatismo y los estereotipos, incluidos sus clásicos de 1967 «Adivina quién viene a cenar», «En el calor de la noche» y «Al maestro con cariño».

«Estaba en conflicto con una gran tristeza y un sentido de celebración cuando me enteré del fallecimiento de Sir Sidney Poitier», dijo Cooper el viernes.

«Tristeza de que ya no estaría aquí para decirle lo mucho que significa para nosotros, sino celebración de que hizo tanto para mostrarle al mundo que los que vienen de los comienzos más humildes pueden cambiar el planeta», destacó.

«Lo extrañaremos profundamente, pero el suyo es un legado que nunca se olvidará», acotó el funcionario.

Poitier fue galardonado con un Oscar honorífico en 2002 por sus «actuaciones extraordinarias» en la pantalla grande y su «dignidad, estilo e inteligencia» fuera de ella.

Fuente: AFP