CFE informó que el 3 de enero ingresó un cardumen de engráulidos (anchovetas) en la obra de toma de la Central Termoeléctrica “Presidente Plutarco Elías Calles”, ubicada en Guerrero, lo que saturó los cárcamos de bombeo, afectando la operación de dos unidades de generación eléctrica.

Inmediatamente se aplicaron las medidas necesarias para restaurar el daño. Asimismo, se notificó y se solicitó la intervención de Profepa para análisis y dictamen de las causas. También se informó al comisario municipal del poblado de Petacalco, quien ha estado al tanto en todo momento.

Ahora mismo, la CFE colabora para determinar —mediante autoecología— la causa del arribo de cardumen de engráulidos, los cuales requieren ambientes costeros estuarinos con sustratos fangosos para su reproducción, como la desembocadura del río Balsas.

Es la primera vez que se presenta un fenómeno de este tipo en los 30 años de operación de la central. El evento afectó las instalaciones y actualmente se hace lo necesario para repararlas. Se continúa colaborando con Profepa y las autoridades locales en la investigación.