Los hijos de Alejandra Cuevas Morán, presa desde hace más de un año por el supuesto homicidio doloso del hermano de Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, le reclamaron este lunes a Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por atraer el caso y no dar una pronta resolución.

El ministro presidente de la Corte se presentó en la Universidad Iberoamericana, en la Ciudad de México, para hablar sobre la reforma al Poder Judicial de 2021, y cuando inició la sesión de preguntas el primero en tomar el micrófono fue Alonso Castillo Cuevas, hijo de la imputada.

«Mi madre cumple 453 días ilegalmente encarcelada por el fiscal general de la República, quien el 11 de noviembre (de 2021), cuando estaba a punto de deliberar el Primer Tribunal Colegiado en materia penal sobre el asunto de mi madre, y cuando habíamos ganado los amparos, el fiscal le pidió a la Suprema Corte que atrajera el caso», dijo.

Alonso Castillo mencionó que ya pasaron más de 60 días desde que la SCJN atrajo el caso —en el que se acusa a Laura Moran Servín y Alejandra Cuevas Morán, madre e hija como responsables de la muerte de Federico Gertz Manero—, y no han recibido respuesta por parte del alto tribunal.

«Lo único que hemos recibido de la Suprema Corte es un silencio absoluto que nos mata, igual que la celda que asfixia a mi madre. Señor ministro, no permita que el fiscal extermine al Poder Judicial a través de su poder absoluto», expresó.

Castillo Cuevas cuestionó el interés supremo de la federación en un caso particular, en el que, sostuvo, hay una serie de violaciones graves a los derechos humanos y al debido proceso.

Muestra de ello, dijo, es que solo dos representantes parlamentarios de la Cámara de Diputados se han pronunciado sobre el juicio político que en diciembre pasado promovió la familia de Laura Morán en contra de su cuñado, Alejandro Gertz.

«Mi madre tiene 68 años, mi abuela, Laura Morán Servín, tiene 98 años; es la mujer más longeva en la historia del país en enfrentar una orden de aprehensión y se está muriendo, solo se resiste a la vida porque está esperando a mi mamá, una mujer que no debió pisar la cárcel, y la única razón por la que está ahí es por el poder absoluto del fiscal general», recriminó.

En ese momento, Ana Paula Castillo Cuevas se puso de pie y se acercó a la mesa donde estaba el ministro Arturo Zaldívar, a quien culpó por la permanencia de su mamá en prisión.

«Gracias a que tú tomaste el caso de mi mamá y lo atrajiste a la SCJN me dejaste otra Navidad sin ella. Vienes a hablarnos a todos de justicia, pero ¿dónde está la justicia, dónde están las leyes?», clamó.

Mientras la mujer se arrodillaba ante el presidente de la SCJN, el resto de su familia gritaba «Justicia, libertad para Alejandra». Antes de ponerse de pie, expresó: «Si fuera tu mamá, ¿qué harías? Te lo suplico, esto no puede seguir, estoy aterrada de vivir en México, de criar a mis hijos aquí, porque no existen las leyes ni la justicia».

Ana Paula se levantó solo para dirigirse a un costado de Arturo Zaldívar, y nuevamente se arrodilló gritando: «mi mamá no hizo nada, se lo suplico, ¡clemencia!».

Cuando el orador de la mesa le pidió sentarse para entablar un diálogo, la mujer denunció que lleva siete escritos ante la Corte sin respuesta, mientras su madre, Alejandra Cuevas, se está muriendo en una cárcel donde enfrenta el COVID-19.

El otro hermano, Gonzalo Castillo Cuevas, declaró que incluso han recibido amenazas de muerte por exigir justicia en el caso de su mamá, por lo que reiteró su llamado a la Suprema Corte a actuar apegada a la ley y alejada del poder de Gertz Manero.

«No es responsabilidad de la Corte»

Cuando tuvo oportunidad de responder, Arturo Zaldívar explicó que a pesar del poder de atracción de la Suprema Corte, esta no tiene responsabilidad sobre el caso de la cuñada de Gertz Manero y su hija.

«Lamento mucho por lo que están pasando, pero esto no es responsabilidad de la Corte, ni siquiera del Poder Judicial, porque es algo que se ha ido gestando en otras instancias», respondió Zaldívar.

El ministro presidente aclaró que él no atrajo el asunto, sino que envió una solicitud al pleno por lo complicado que se había tornado el caso. Los integrantes del pleno de la Corte aceptaron y al final será éste, el que emita una resolución, agregó.

«Yo no puedo prejuzgar sobre el caso, no lo conozco y no me corresponde. Pero sí les puedo decir que cada ministro de la Corte votará de acuerdo a las constancias del expediente. Trataremos de hacer lo correcto por hacer cumplir la impartición de la justicia. Tengan confianza en la justicia de la Corte», manifestó Zaldívar a la familia.

Fuente: expansión política