Los restos fosilizados del ictiosaurio más grande de Gran Bretaña, conocido como «dragón marino», se han descubierto en la reserva natural de Rutland Water.

Es el esqueleto más grande y completo de su tipo encontrado hasta la fecha en el Reino Unido y también se cree que es el primer ictiosaurio de su especie (llamado Temnodontosaurus trigonodon) encontrado en el país.

El ictiosaurio fue descubierto por Joe Davis, líder del equipo de conservación en Leicestershire y Rutland Wildlife Trust, durante el drenaje rutinario de una isla laguna para remodelar el paisaje en Rutland Water en febrero de 2021.

El ictiosaurio tiene aproximadamente 180 millones de años y, con un esqueleto que mide alrededor de 10 metros de largo y un cráneo que pesa aproximadamente una tonelada, es el ictiosaurio grande más completo jamás encontrado en Gran Bretaña.

Los ictiosaurios aparecieron por primera vez hace unos 250 millones de años y se extinguieron hace 90 millones de años. Eran un grupo extraordinario de reptiles marinos que variaban en tamaño desde 1 hasta más de 25 metros de largo, y se asemejaban a los delfines en la forma general del cuerpo.

Los frágiles restos del enorme esqueleto fueron cuidadosamente excavados en agosto y septiembre de 2021 por un equipo de expertos paleontólogos dirigidos Dean Lomax, experto mundial en ictiosaurios y el conservador especialista en paleontología Nigel Larkin.

Fuente: Milenio