Ante el incremento de contagios por covid-19, la demanda de pruebas para este virus ha ido al alza; no obstante, es difícil conseguirla, ya que, de acuerdo con el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, “la escasez es mundial”.

Durante la conferencia en Palacio Nacional, el funcionario federal informó que en caso de que una persona presente síntomas como tos, dolor de garganta o fiebre, por ejemplo, debe mantenerse en aislamiento.

«La escasez de pruebas covid-19 es mundial. Si se tienen síntomas: tos, dolor de garganta, fiebre, se debe pensar que se tiene una enfermedad respiratoria, pero hacerse la prueba no va a modificar la decisión de aislarnos para proteger a otras personas”, dijo.

López-Gatell informó que la alta demanda de pruebas para covid-19 puede provocar que una persona que médicamente la necesita no tenga acceso a ella o tenga dificultades para ello.

Por lo anterior, llamó a las personas que presentan algún síntoma a pensar que padecen covid-19, resguardarse, no acudir por una prueba covid-19 y vigilar la oxigenación y la respiración.

“En lugar de correr al kiosko, hay que resguardarse, pero que vigilar nuestro estado de salud con la capacidad de respiración, con el monitoreo de oxigenación”, comentó.

El subsecretario de Salud Hugo López-Gatell dijo que no es correcto poner en venta las pruebas para detectar COVID-19, después que se diera a conocer que en las alcaldías Benito Juárez y Miguel Hidalgo de la Ciudad de México se tienen convenios con laboratorios para realizar tests del virus SARS-CoV-2 por hasta 340 pesos.

Cuestionado por esta práctica durante la conferencia de prensa matutina, el funcionario afirmó que las pruebas COVID ayudan a vigilar hacia dónde se está propagando la enfermedad, pero que también invita al lucro comercial y oportunismo.

“El uso de las pruebas nos ayuda a orientar la vigilancia epidemiológica. Saber por dónde va y a qué velocidad se está propagando la enfermedad. Pero desafortunadamente esto a veces invita al lucro y al oportunismo comercial. Definitivamente no es correcto poner en venta un producto de utilidad social. Los gobierno compramos estos recursos con dinero del tesoro nacional”, argumentó.

Recordó que en la Ciudad de México se ha colocado kioscos, “utilizando dinero del erario”, en lo que se realizan pruebas para detectar COVID-19 de manera gratuita. “No tenemos porqué venderlas, porqué tratar de aprovechar para hacer negocio. Lo que nos interesa es salir adelante juntos haciendo las cosas correctamente”.

López Gatell aseguró que el Gobierno de México en todo momento ha buscado que los recursos sean útiles para el propósito que están diseñados y no para paliar “la ansiedad individual de cada persona”.

El subsecretario hizo una analogía sobre el manejo de las emergencias con la máxima “no grito, no corro, no empujo” y afirmó que este principio debe aplicarse durante esta cuarta ola de la pandemia.

“Estos tres principios son importantes en una pandemia como esta. Es importante no tratar de correr y hacer acciones poco útiles”, mencionó.

No grito. Trato de no difundir rumores ni información falsa. Y no empujo, no apresurarnos a buscar los recursos para uno mismo y quitárselos a otra persona. Si acudo al kiosco para que me hagan una prueba cuando soy una persona relativamente joven y sana estoy desplazando a una persona con mayor riesgo de complicaciones”, agregó.

Fuente: agencias