Estudiantes y docentes del Centro de Investigación y Docencia Económicas, A.C. (CIDE) protestaron frente al Senado de la República, en el cruce de las avenidas Insurgentes y Paseo de la Reforma, alcaldía Cuauhtémoc, en contra de las modificaciones a la reforma de estatutos, que se prevén aprobar mañana.

Los manifestantes realizaron cortes intermitentes a la circulación en ambas vialidades, donde acusaron que la reforma legaliza una imposición que hasta el momento es ilegal, porque convierte a la  administración de la institución en una completamente vertical y autoritaria.

Los estudiantes piden al Conacyt que tenga más facultades para destituir al director José Antonio Romero Tellaech y establecer una mesa de diálogo.

La comunidad Sireita ha venido a realizar una manifestación en contra de una Reforma estatutos de nuestra institución que se plantea hacer el día de mañana. 

«Esta reforma pretende tres cosas: la primera es eliminar los requisitos que vuelven ilegal la imposición del Dr. Romero, director de nuestra institución. La segunda, es modificar los perfiles de cargos de la secretaria académica y la secretaria de vinculación, que son los dos puestos mas relevantes, después de la dirección y la tercera, que es la más preocupante, es que borra todas las facultades la asamblea de profesores y lo deja como un órgano que solamente que va emitir opiniones», dijo  Eduardo Muñiz, estudiante de maestría y representante estudiantil.

Los estudiantes recordaron que la última protesta que realizaron fue el año pasado en el Senado y fueron recibidos por los legisladores de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología, así como el presidente de la Junta de Coordinación Política, quienes se comprometieron en “gestionar la crisis” y en esta ocasión regresan para que cumplan los acuerdos.

Asimismo, amagaron con permanecer el tiempo que sea necesario hasta que el Senado intervenga y de solución a sus demandas.

Representantes del CIDE se reúnen con senadores de MC

Estudiantes, profesores y trabajadores del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) pidieron nuevamente la intervención del Senado, para que frene la decisión de María Elena Álvarez-Buylla, la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), de reformar los estatutos del CIDE para legalizar el nombramiento de José Antonio Romero Tellaeche, como director de la institución.

Los representantes del CIDE fueron recibidos por los senadores de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado y Verónica Delgadillo.

En representación de la comunidad del CIDE, Luis Ángel Carrillo, alumno de la maestría en Administración de Políticas Públicas, dijo que estas reformas son una bajeza. Llamó al Senado, como tercer actor de buena fe, que como ocurrió en diciembre pasado, sepa el actuar que tiene Álvarez-Buylla.

“Pidiendo, sosteniendo la petición de queremos más pluralidad en el CIDE y, al parecer lo que nos está dando Álvarez-Buylla es menos pluralidad, que si ustedes analizan las reformas que ella busca aprobar le da un poder casi absoluto a José Antonio Romero Tellaeche, le da el poder de despedir profesores, de correr a estudiantes, de quitar programas completos de un solo plumazo y, es todo lo contrario, a lo que venimos a pedir.

«Entonces, nosotros venimos con este tercer actor de buena que nos recibió en aquel entonces y hacemos un llamado a la comunidad en general de que nosotros somos estudiantes y lo único que pedimos es la no destrucción de nuestra escuela”, señaló en entrevista al término de la reunión. Aunque, advirtió que la comunidad del CIDE seguirá en pie de lucha, porque “lo que pedimos no es muy complejo de cumplir, no pedimos más presupuestos, no pedimos otras cosas, únicamente pedimos transparencia en la designación de José Antonio Romero Tellaeche”.

Dijo que en caso de que el proceso para su designación como director del CIDE no haya sido legal, que se reponga el mismo.

Llamó al órgano de gobierno del CIDE, integrado por representantes del Instituto Nacional Electoral, del Banco de México, del Colegio de México y de las secretarías de Hacienda y Energía a que voten en contra de estas reformas a los estatutos.

Fuente: Milenio