El titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, advirtió que no hay margen en el presupuesto que permita ampliar los recursos de un organismo autónomo.

“No hay posibilidad legal alguna que del presupuesto o de los recursos que mantiene el Instituto Para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP) pudiese destinarse a alguna área de gobierno federal o a algún organismo autónomo. Yo descartaría que los recursos que opera o maneja el INDEP pudieran destinarse a posibilitar una ampliación presupuestal al INE”, aseguró.

En conferencia de prensa, el funcionario dijo que el presupuesto “está muy comprometido”, se hizo una revisión para ver si algunas instituciones tenían recursos públicos disponibles, pero se concluyó que no hay.

“No hay margen en el presupuesto de egresos de la federación que permita destinar cantidades adicionales a una ampliación presupuestal de un órgano autónomo”. Además aseguró que no hay un registro histórico de que esto se haya hecho.

Ayer, el Consejo General del INE aprobó por unanimidad solicitar a la Secretaría de Hacienda un presupuesto extra de mil 738 millones de pesos para continuar con la organización de la consulta de revocación de mandato.

Tras esta solicitud, la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de la Función Pública presentaron este jueves un plan de austeridad para el INE y así pueda obtener recursos por hasta 2 mil 972 millones de pesos para la consulta.

Juan Pablo de Botton Falcón, subsecretario de Egresos de Hacienda, explicó que si el instituto hace una revisión de los tabuladores salariales en mandos medios y superiores podría tener ahorros por hasta 718 millones de pesos.

El ahorro, aseguró, no afectaría los salarios del personal operativo y sindicalizado, ni tendría que reducir las plazas.

En este plan del gobierno se plantea también suprimir el pago para los seguros, gastos médicos mayores, recortar gastos operativos destinados a telefonía celular, combustibles, arrendamientos, viáticos, pasajes, alimentación, equipo de telecomunicaciones y bienes informáticos.

En gastos de operación, señaló, se podrían lograr ahorros por 1,384.5 millones de pesos para canalizarlos a la organización de la revocación de mandato.

A esto se suman los remanentes de los dos fideicomisos por 869 millones de pesos, con lo que el INE tendría disponibles los 2 mil 792 millones de pesos para cumplir con la revocación de mandato.

López Hernández descartó que esta propuesta sea una respuesta a la petición del INE y dijo que Hacienda deberá analizar la propuesta.

Fuente: Animal Político