Luis Serieys Zárate

18/01/2022

Ciudad de México

A un año del incendio que dio fin a algo así como 50 años de control de seis líneas del Metro de manera eficiente desde su inauguración en 1970, los trabajadores que de manera profesional han mantenido en funcionamiento las líneas del metro que transportan casi 3 millones de personas cada día, incluso improvisando refacciones que lo dirección espera que e lleguen de Francia o Canadá.

Es por ello que ver a un medio de comunicación atacar a un sindicato que año con año especializa a sus afiliados para que las instalaciones se atiendan con profesionistas altamente calificados, es triste cuando se comportan más defensores del Gobierno de la Ciudad de México o el Federal de la “transformación de Cuarta” que los mismos comunicadores del canal propio de los seguidores de Morena.

Ni siquiera los extranjeros que defienden “a capa y espada” todo lo que digan los miembros del Partido Gobernante, aunque no tengan razón pero que siempre argumentan lo que en el pasado hicieron los otros partidos, sin aceptar cuestionamiento alguno contra quienes gobiernan hoy de manera equivocada en muchos rubros como el manejo de la pandemia.

Es ahí donde debemos señalar que “el Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo (Metro), hizo uso de su  Derecho de Réplica y Precisión al Trascendido del diario Milenio, el jueves 13 de enero de 2022, página, 2, relativo a la función y operación de la automatización y control del Puesto Central de Control desde su creación, hace 52 años, así como el mal funcionamiento del sistema de telefonía TETRA, en el PCC desde 2012, y que fue reportado por el SNTSTC, en su momento”.

Ha habido accidentes en el Metro durante sus 52 años, unos muy aparatosos y que costaron vidas, otros leves que demostraron en los últimos años que los equipos falla y en otras que los nuevos equipos como los de comunicación fallan aún más, pero eso es resultado de que los directores que han pasado por el STC prefieren escuchar a sus “asesores” que a los trabajadores que cada d+ia enfrentan las necesidades en ese transporte.

En la actual administración que al igual que sus legisladores hacen oídos sordos a la oposición, tampoco escuchan a sus trabajadores sólo porque no están de acuerdo con los dirigentes del mayor sindicato, aunque son ellos los que impulsan que los trabajadores cumplan con respeto a su trabajo y a quienes transportan, con las actividades que representan mantener un sistema de transportes que por falta de presupuesto carecen de mucho mantenimiento necesario para evitar incluso que las llantas se les quemen por decir lo menos.

Y los oídos sordos se representan en contra de los trabajadores cuando no se hace caso a sus demandas, como la exigencia del ingeniero Fernando Espino Arévalo al director general Guillermo Calderón Aguilera para que se cumpla con el pago de los servicios médicos, medicamentos y laboratorios, ya que ello atenta contra su derecho a la salud y el de sus familiares derechohabientes, porque en breve tiempo se puede provocar que los hospitales que los atienden les nieguen el servicio médico.

Al respecto ingeniero Espino Arévalo, subrayó que los Trabajadores del Metro, se encuentran “en estado de alerta” en cuanto a la prestación de este importante servicio, cuyos estándares de eficiencia y calidad pactados en sus Condiciones Generales de Trabajo, han sido mermados.

El dirigente del SNTSTC, adelantó que los 15 mil Trabajadores del Metro, no dudarán en tomar las acciones y medidas pertinentes en la defensa justa de sus derechos laborales adquiridos desde hace 52 años, como es el Servicio Médico, previsto en las Condiciones Generales de Trabajo vigentes.

El último tema que queda en el presente análisis es el de la construcción del  Puesto de Control Central sobre lo que el propio sindicato señala: “el sustento técnico por el que NO es factible técnicamente, la construcción del Puesto Central de Control en las instalaciones del C5, Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México, ubicadas en la calle Cecilio Robelo # 3, Colonia del Parque en la Alcaldía Venustiano Carranza”,  es en inicio por su lejanía a la mayoría de las líneas del metro.

La ubicación original del Puesto de Control Central  es la ideal en una ciudad con un área conurbada muy amplia, sobre todo cuando las líneas que más pasajeros transportan  que son las más antiguas precisamente pasan por el centro de la Ciudad, se trata al menos las líneas 1, 2, 3, 8, 9 y la B.

Representan la mitad de las líneas del STC “Metro” que tienen ya conexiones que hasta el  incendio en las calles de Buen Tono, mantuvieron en funcionamiento todo el sistema de Transporte Colectivo más importante de la Ciudad de México y sobre todo que el costo de renovarlo sería menor al de construir un nuevo Puesto de Control en un espacio controlado por las autoridades policiales y que no será controlado por los trabajadores del sistema, especializados por décadas.

Por ello el propio sindicato demandó que al @MetroCDMX y a su director  @GCalderon_Metro  que los Trabajadores del STC, participen en la rehabilitación del Puesto Central de Control y en el ensamble de los trenes adquiridos para Línea 1.

El líder de los Trabajadores del Metro, Fernando Espino destacó que con la intervención de los trabajadores del Metro se garantiza la operación óptima de los trenes en la operación, un menor costo de la rehabilitación, además de que los obreros y técnicos del STC, cuentan con 52 años de experiencia y están altamente capacitados en los trabajos de operación y mantenimiento de los trenes.

serieys@hotmail.com