El cuerpo de un bebé encontrado en el basurero de un penal de Puebla, es “fruto podrido” de la descomposición social que causó el periodo neoliberal en el país, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Además indicó que la única manera de enfrentar esa descomposición es con una transformación en el país.

“El porfiriato desembocó en una revolución y el neoliberalismo desemboca en una crisis profunda en lo económico, en lo social y en lo moral y la única manera de enfrentar esa descomposición, esa crisis, es con una transformación, como se está haciendo y poniendo el ejemplo desde la autoridad”, advirtió.

Y es que el titular del ejecutivo señaló que durante el periodo neoliberal “las autoridades del más alto nivel se dedicaban a violar las leyes, al robo y  a la frivolidad, por lo que aseguró que durante su gestión se combate la corrupción, además de que aseguró  ya no hay saqueos.

El pasado 10 de enero, fue encontrado un bebé sin vida dentro de los contenedores de basura del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, Puebla.

Días más tarde autoridades indicaron que el cuerpo había sido sustraído de un panteón en la Ciudad de México e ingresado al penal.

Fuente: 24 horas