El senador Germán Martínez Cázares consideró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al no declarar la inconstitucionalidad de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), demuestra que quedaron algunos “agujeros” que se tendrán que tapar con una reforma constitucional.

Al no alcanzar la mayoría calificada para declarar inconstitucional la LIE, complicará aún más su aprobación en el Congreso de la Unión, advirtió el legislador del Grupo Plural, quien subrayó que para López Obrador este resultado de la SCJN puede ser un “triunfo”.

Sin embargo, aclaró que la LIE exige un sistema moderno, abierto a la libre competencia por parte de la Comisión Federal de Electricidad, quien, elementos con los que no cuenta, al grado de que el año pasado tuvo un subsidio gubernamental de 70 mil millones de pesos, lo que representa dos años de presupuesto de la UNAM y dos meses del IMSS.

A la hora de la votación en la Corte, nunca se registró una mayoría calificada, por ello “no se puede cantar victoria de que la ley es inconstitucional o constitucional, pues quedan algunos artículos que se deben modificar, como siempre lo ha dicho la oposición en el Congreso”.

Cabe mencionar que los ministros votaron de forma diferenciada en contra y coincidieron en que la norma impugnada restringe la libre competencia y tampoco impulsa el desarrollo de la energía limpia, por el contrario, empuja la dependencia de las energías fósiles.

En entrevista para “CCO noticias”, Martínez Cázares reiteró que se puede decir que en la Corte se registró una mayoría de votos que consideran inconstitucional algunos artículos de la ley, pero no la mayoría calificada que se exige para hacer la declaratoria de invalidez.

De acuerdo con el resultado de la SCJN, las impugnaciones a la LIE se desestiman, por lo que la Corte no emitirá ninguna jurisprudencia sobre su validez, dejando abierta la puerta para que sigan los juicios de amparo que la impugnan y los juzgados y tribunales puedan emitir libremente sus fallos caso por caso.

Leopoldo Rodríguez, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica, ha dicho que hasta el momento suman por lo menos 400 amparos interpuesto contra la Ley de la Industria Eléctrica, con una variedad de promotores que incluyen generadores y comercializadores.

Al respecto, el senador agregó que a esos amparos se suman las controversias acción de inconstitucionalidad que promovió una minoría en el Senado, así como las que promovió la Comisión Federal de Competencia y el gobierno de Colima.

En cuanto al análisis y discusión en la Cámara de Diputados que inicia el próximo martes 12 de abril, Germán Martínez subrayó que será difícil, pero no imposible que la LIE se apruebe el dictamen en sus términos como lo envió el Presidente de la República.

No obstante, aseguró que la oposición “Va por México (PAN, PRD y PRI) ha asumido el compromiso de votar en contra de esa ley, si no se toman en cuenta sus 12 propuestas para mejorarla.