Una cumbre mundial para vislumbrar el fin de la crisis del covid-19 y planear las respuestas a futuras amenazas ligadas a la salud tendrá lugar el 12 de mayo, informó este lunes la Casa Blanca.

La cita virtual será codirigida por Estados Unidos junto a Alemania, que preside actualmente el G7; la cabeza del G20 Indonesia, Senegal, presidente de la Unión Africana y Belice, por la Comunidad del Caribe (Caricom).

«La cumbre redoblará nuestros esfuerzos colectivos para acabar la fase grave de la pandemia de covid-19 y prepararnos para futuras amenazas sanitarias», dijeron los países en un comunicado conjunto.

Será el segundo encuentro mundial sobre la pandemia, que desde que estalló hace dos años deja más de seis millones de fallecidos y profundas interrupciones en la economía y el comercio a nivel mundial.

El presidente estadounidense Joe Biden albergó una cita similar en septiembre, en la que exhortó a los países socios a aumentar las vacunas y garantizar que 70% de la población en cada país haya sido vacunada para septiembre de este año.

Aunque la tasa de mortalidad ha disminuido, el virus continúa esparciéndose, lo que impide que muchos países levanten enteramente las restricciones a la movilidad. Los habitantes de la china Shanghái soportan un prolongado confinamiento.

Los países anfitriones de la cumbre llamaron a mantener un sentido de urgencia frente a la crisis sanitaria.

«Llamamos a los líderes mundiales, miembros de la sociedad civil, ONGs, filántropos y el sector privado a hacer nuevos compromisos y proveer soluciones para vacunar al mundo, salvar vidas ahora y construir una mejor seguridad sanitaria para todos, en todas partes», dijeron en el comunicado.

«El surgimiento y extensión de nuevas variantes, como ómicron, han reforzado la necesidad de una estrategia para controlar el covid-19 en todo el mundo», añadieron.

Y aunque las últimas variantes son menos letales, la cumbre buscará enfocarse en impedir que catástrofes futuras tomen al mundo por sorpresa.

«Sabemos que tenemos que prepararnos ahora para construir, sostener y financiar la capacidad global que necesitamos, no solo para las variantes de covid-19 emergentes, sino también para futuras crisis sanitarias», indicó el comunicado.

Fuente: AFP