Ucrania afirmó este sábado que reconquistó tres localidades cerca de Járkov, ubicada en el este y segunda ciudad del país, mientras que el ejército ruso se centra en el Donbás y en el sur.

«Nuestro ejército ucraniano lanzó con éxito una contraofensiva ayer por la mañana. Tras largos y feroces combates, nuestras tropas desalojaron a las tropas rusas de Bezruki, Slatine y Prudyanka», dijo en Telegram el gobernador de la región de Járkov, Oleg Synegubov.

Prudyanka está ubicada a unos 15 kilómetros de la frontera con Rusia.

Synegubov dijo también que dos personas murieron y 19 resultaron heridas en bombardeos rusos en la región de Járkov en las últimas 24 horas.

De acuerdo al portavoz del ministerio de Defensa ucraniano, Járkov sigue «parcialmente bloqueada» por las fuerzas rusas, que siguen presentes sobre todo en el noroeste y que están reforzando sus posiciones» al sur de la ciudad.

En el Donbás, del que Moscú anunció que quiere tomar el control total, las tropas rusas están «concentrando sus esfuerzos en la zona entre Slaviansk y Kramatorsk», una aglomeración situada en la provincia de Donetsk, anunció Oleksiy Arestovich, asesor de la presidencia ucraniana.

Los rusos «están llevando a cabo operaciones ofensivas y de reconocimiento para tratar de encontrar puntos débiles en nuestra defensa», dijo.

Más al sur, que es también un objetivo prioritario para las fuerzas rusas, están «intentando continuar su ofensiva sobre la ciudad de Guliaipolé» en la provincia de Zaporiyia, a medio camino entre la ciudad del mismo nombre y el puerto de Mariúpol.

Por AFP