Red Bull fue el dominador del Gran Premio de Emilia-Romagna, el cuarto del campeonato mundial de la Fórmula 1.

Max Verstappen y Checo Pérez hicieron el 1-2 en Imola, en un domingo lleno de lluvia y muchas nubes, que por momentos pusieron tenso el ambiente en Italia.

El mexicano Pérez arrancó tercero, pero en la largada logró meterse al puesto dos, que no volvió a soltar y donde finalizó detrás del neerlandés.

El Ferrari de Charles Leclerc siempre estuvo en pique con el RB18 del tapatío, pero su gran defensa le permitió al piloto tricolor salir avante, agregado que en la vuelta 54 el de Mónaco tuvo un trompo y se vio obligado a ir a los pits.

Esto de Leclerc se sumó a que Carlos Sainz, el otro Ferrari, tuvo que abandonar en la vuelta uno.

El tercer puesto fue para el McLaren de Lando Norris.

Por otro lado, Lewis Hamilton sigue con un panorama nada favorable, el británico quedó muy lejos de los primeros lugares.

Por EL UNIVERSAL