“No somos una, no somos diez. Pinche gobierno, cuéntanos bien”. Con esta consigna dio inicio la marcha para exigir justicia por Debanhi, así como por los feminicidios y desapariciones en México.

El contingente principal partió de la Estela de Luz y se dirige a la Antimonumenta frente a Bellas Artes; se espera que los contingentes realicen una parada en la Glorieta de las Mujeres que luchan.

A lo largo de Paseo de la Reforma, las mujeres que salieron a las calles para exigir justicia entonan: “No se cayó, a ella la mataron” y  “Debanhi, hermana aquí está tu manada”.

Además de exigir justicia por Debanhi, las manifestantes piden que las miles de mujeres desaparecidas regresen a casa.

Tras más de dos horas de marcha, las mujeres llegaron al zócalo capitalino para seguir con sus exigencias y consignas por las miles de desaparecidas en todo el país.

Durante su trayecto, el contingente realizó pases de lista.

Otros contingentes que convocaron marchar del Monumento a la Revolución a la Fiscalía General de Justicia de la CDMX avanzan sobre avenida Juárez.

Las instalaciones de la Fiscalía de la CDMX estaban blindadas y cadenas de policías ya esperaban a las manifestantes.

Una vez que llegaron al búnker, familiares de las víctimas denunciaron uno a uno los casos de sus hijas y exigieron justicia.

Luego de denunciar casos de violencia feminicida, familias y colectivas feministas colocaron un memorial en las vallas que resguardan la Fiscalía de la CDMX.

El caso de Debanhi

Debanhi, de 18 años,  desapareció el 9 de abril tras asistir a una fiesta con sus amigas. Dos semanas después, su cuerpo fue encontrado en la cisterna de un motel.

De acuerdo con las investigaciones ministeriales y la información recopilada por la familia de Debanhi, ella fue a una fiesta en una quinta. Después quiso regresar a casa, pero el conductor que debía llevarla la dejó en una carretera.

La búsqueda de Debanhi se extendió por casi dos semanas, hasta que su cuerpo fue encontrado en una cisterna cercana a un hotel en el municipio de Escobedo. La fiscalía de Nuevo León informó el viernes que Debanhi murió por un fuerte golpe en la cabeza y mantiene abiertas varias líneas de investigación.

Ayer, su familia acusó irregularidades en las indagatorias y pidió una segunda autopsia.

La muerte de Debanhi se da en un contexto de creciente violencia para las mujeres en Nuevo León, donde se han registrado desapariciones y asesinatos en las últimas semanas. El entorno adverso para las mujeres existe en todo el país, donde tan solo entre enero y marzo se contabilizaron 234 feminicidios, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Fuente: animal político