La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó al Estado mexicano a tratar como una prioridad en la agenda nacional la violencia de género que actualmente sufren niñas y mujeres en todo el país.

Añadió que es necesario  sumar esfuerzos, acciones inmediatas y formular políticas públicas que permitan atender la violencia de género, el feminicidio y las desapariciones de mujeres y niñas.

En un pronunciamiento público, el Organismo Nacional señaló que desde hace más de un año en su  Recomendación General 43/2020, emitida en noviembre de 2020, subrayó que la violencia de género era una situación apremiante y lamentablemente, en la actualidad  lo sigue siendo porque es un flagelo que se agravó por la impunidad y la corrupción.

Añadió que entre las tareas pendientes, es necesario revisar las “Alertas de Violencia de Género» para  que se cuente con mecanismos eficientes que investiguen y sancionen a las autoridades que no realizan su obligación de proteger a las mujeres y niñas. «Son necesarios planes de coordinación entre las diferentes dependencias del ámbito municipal, estatal y federal para cuando sea necesario en favor de las víctimas y de sus familiares. 

«Es, desde luego indispensable, la capacitación del personal ministerial, así como la formación integral de personal pericial y policial con perspectiva de género, así como la generación de herramientas que eviten la revictimización”, indicó.

La CNDH añadió que “el feminicidio de Debanhi Susana Escobar ha sacudido una vez más las conciencias de la nación, no por ser un caso excepcional, desgraciadamente, sino por lo reiterado que resulta ya este tipo de violencias. En la búsqueda de la joven de 18 años se localizaron otros 5 cuerpos de otras jóvenes, previamente reportadas”.

Enfatizó que la violencia de género que viven niñas y mujeres en el país debe ser reconocida como una prioridad en la agenda nacional.

«Ya que esta genera la expresión más detestable como lo son los feminicidios y también las desapariciones. 

«Y en ello es preciso involucrarnos todas y todos, autoridades desde luego, organismos defensores de derechos humanos, organismos de la sociedad civil, y la sociedad en general, inmersos en una verdadera crisis de valores que no ha logrado superar prejuicios machistas, de discriminación y desprecio por la vida que solo lograremos detener con su castigo y persecución legal”, explicó.

La Comisión Nacional, sugirió “tomar como una hoja de ruta” la Recomendación General 43/2020 emitida por violaciones al acceso a la justicia e insuficiencia en la aplicación de políticas públicas en la prevención y atención a víctimas de feminicidios y otras violencias.

«Un instrumento que plantea herramientas para consolidar mecanismos de coordinación para implementar estrategias que abonen hacia la construcción de una sociedad y Estado, que prevengan y atiendan la violencia contra las mujeres y niñas en todos los aspectos”.

Por EXCÉLSIOR