El presidente Andrés Manuel López Obrador recorrió esta mañana la réplica de la Capilla Sixtina instalada en el Zócalo de la Ciudad de México, acompañado del cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, ante quien elogió el pontificado de Francisco por su humanismo y excepcionalidad.

En un mensaje, el jefe del Estado destacó que las relaciones entre México y el Vaticano gozan de cabal salud pues se transita en el respeto, en gran parte, dijo, debido al liderazgo del Papa Francisco.

“Las relaciones con la iglesia católica se traducen en amistad y respeto.Las relaciones con la iglesia católica se traducen en amistad y respeto. En lo personal, considero que el papa Francisco es un dirigente espiritual y humanista excepcional”, enfatizó López Obrador.

El mandatario federal estuvo acompañado del canciller Marcelo Ebrard, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández. También, participó la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez.

La réplica de la Capilla Sixtina, pintada por Miguel Ángel, estará abierta al público hasta finales de mayo gracias a un convenio de colaboración entre autoridades capitalinas, el Museo del Vaticano y la Arquidiócesis Primada de México.

De acuerdo con el Fondo Mixto de Promoción Turística de la Ciudad de México, en su primer día de apertura al público, alrededor de 8 mil visitantes acudieron a la “Capilla Sixtina”.

Los interesados en disfrutar esta impresionante exhibición deberán reservar sus boletos a través del sitio web: sixtinaenmexico.com. Cabe aclarar que estos no tiene ningún costo: las entradas son totalmente gratuitas.

También es posible llegar directamente al Zócalo, sin boleto, y formarse en la fila exterior, pues se permitirá la entrada a grupos de 300 personas cada 20 minutos.

Fuente: Forbes