El cantautor Omar Márquez se presentará en el Lunario del Auditorio Nacional el próximo 30 de abril como parte de su gira “Se trata de sentir”, en donde interpretará canciones de sus dos últimos discos “Quédate conmigo” y “Todo lo que soy”.

Para el músico de 29 años, uno de los objetivos de este encuentro es evocar emociones universales como el desamor, la pasión, la dicha o la melancolía a través de letras que conecten con las vivencias de cada persona.

Con influencias que van desde cantautores como Álvaro Carrillo, Armando Manzanero, Juan Gabriel, o José Alfredo Jiménez; hasta ritmos como la Salsa o el Rock, Omar Márquez, asegura que retomar estas raíces para componer piezas que logren mover los sentimientos de la gente, representa una victoria personal.

“Creo que en México tenemos una gran riqueza cultural y una sensibilidad enorme que no la tienen en cualquier parte del mundo, la verdad es que lo que yo busco con mi música es retomar esa seducción de las letras, esa forma de expresarse de los mexicanos, pues tenemos grandes poetas, músicos, escritores. Busco que no se aborde sólo la relación corporal entre personas, sino todo el juego de la seducción, de tocar las fibras más sensibles, de llegar al corazón, a la esencia, de conectar con el alma a través de una canción”, expresó.

Omar Márquez añadió que contará con artistas invitados como Gina Villrod, Ale Zéguer y Jay Lozzada.
Las canciones de Omar Márquez han obtenido más de 3 millones de vistas en plataformas como YouTube, mientras que en Spotify está por alcanzar los 100 mil seguidores.

El cantautor atribuye el aumento de público que agrada de su música, a que sus canciones buscan exponer vivencias y experiencias que son compartidas por todas las personas. “Mi música habla un poco de las experiencias que he vivido y que me rodean a través de amigos y familiares. Trato de convertir en música todas las experiencias que dejan huella en mí, porque al final del camino a todos nos duele algo, a todos nos emociona algo. Esa es mi misión, retomar la lírica desde un punto de vista más seductor y literario. Conectar con el corazón”, detalló.