Un juez de Control impuso prisión preventiva justificada al sujeto que presuntamente le aventó una piedra a un joven que se encontraba en una taquería de la colonia Roma, el domingo pasado.

Sin embargo, la medida cautelar fue por el delito de narcomenudeo, ya que fue arrestado por posesión de estupefacientes y hasta ahora no se le ha imputado la agresión a la que se le relaciona. 

Durante la audiencia, la defensa del imputado identificado como Sidarta «N», solicitó la duplicidad del término constitucional, por lo que será hasta el próximo lunes que se defina su situación jurídica.

Fue el pasado lunes cuando elementos policíacos detuvieron al sujeto de 39 años  cuando caminaba sobre avenida Insurgentes, a la altura de la calle Havre, colonia Juárez, alcaldía Cuauhtémoc.

El sospechoso fue ubicado mediante el seguimiento que las autoridades hicieron a través de las cámaras de videovigilancia luego de que agrediera a un comensal del establecimiento con denominación Taquearte, el domingo pasado.

Su localización se facilitó debido a que el sujeto vestía la misma ropa con la que fue captado por una cámara de seguridad del negocio cuando le arrojó una piedra al joven que le daba la espalda.

Al momento de su arresto, los policías le hallaron 10 dosis de cocaína, por lo que fue puesto a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por el delito de narcomenudeo.

La víctima fue identificada como Andro Manuel “N», de 20 años, quien fue ingresado al hospital San Ángel Inn de Chapultepec, de acuerdo a lo asentado en el expediente con terminación 52/05-2022.

Según el diagnóstico médico, la víctima presenta un trauma de cráneo moderado y hasta ahora su estado de salud se reporta como grave pero estable.

Por este hecho la Fiscalía capitalina inició una carpeta de investigación por lesiones dolosas, delito que las autoridades buscarán imputarle al sospechoso en las próximas horas, pues por el momento su situación jurídica será definida por narcomenudeo.

Como parte de las indagatorias, el Ministerio Público tendrá que asentar el motivo de la agresión, misma que aparentemente ocurrió sin motivo alguno, según han externado los amigos y familiares del afectado.

Por EXCÉLSIOR