Autoridades trabajan en la localización de una cámara de seguridad para esclarecer el asesinato del periodista Luis Enrique Ramírez Ramos en Culiacán, señaló la titular de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Sinaloa, Sara Bruna Quiñónez Estrada.

La fiscal indicó que, derivado de las pesquisas y algunas entrevistas con vecinos, «se puede establecer la hipótesis de que (Ramírez Ramos) pudo haber sido privado de su libertad y se lo llevaron lesionado en un vehículo blanco, quizá en el trayecto fue asesinado y arrojado en el lugar que se encontró».

En entrevista vía telefónica en un noticiero local, Quiñónez Estrada, detalló que el periodista pudo ser ‘levantado’ en la colonia Los Pinos y por ello se busca localizar una cámara en la zona, para observar la circulación del vehículo blanco que reportaron los testigos.

La fiscal indicó que fueron encontrados algunos indicios en la zona donde se ubicó el cuerpo del periodista. Precisó que se hallaron dos casquillos de bala y un celular muy maltratado, pero aclaró que aún no se sabe si era propiedad del comunicador o si esos casquillos corresponden al arma que utilizaron contra el periodista.

Ayer en conferencia de prensa, dijo que el periodista falleció por golpes contusos que le provocaron traumatismo cráneo encefálico, no por arma de fuego. Sin embargo, en la entrevista telefónica, reconoció que Luis Enrique presentó un impacto de bala en una de sus extremidades inferiores.

Además, dio a conocer que hoy recibirá a un equipo de investigadores de la Fiscalía General de la República que contactará con el equipo de investigación de la FGJ de Sinaloa para que coadyuven en las pesquisas.

Dijo que no se tiene contemplado derivar la investigación a la autoridad federal. “Lo vamos a trabajar con toda la prontitud y eficiencia que el caso requiere”.

El periodista salió de la casa en la que se encontraba con su mamá, iba solo al momento en que se presume fue privado de su libertad, indicó Quiñónez Estrada.

Se agilizó la entrega del cuerpo del periodista a sus familiares que ya está siendo velado en la funeraria Montebello. En las primeras horas de la madrugada únicamente ingresaron la familia y amigos cercanos.

Por MILENIO