Vulcan Materials acusó que el Gobierno de México está operando de manera “ilegal” al ordenar a los empleados de su compañía “cesar de inmediato las operaciones de extracción y explotación de canteras submarinas en su subsidiaria SAC TUN en Quintana Roo, México”.

“Esta acción del gobierno mexicano es ilegal. La compañía tiene los permisos necesarios para operar y tiene la intención de buscar enérgicamente todas las vías legales disponibles para proteger sus derechos y reanudar las operaciones normales”, señaló la empresa estadounidense en un comunicado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que Vulcan Materials, a través de su filial en México, Calica, sigue extrayendo material pétreo de Quintana Roo de manera ilícita, al no contar con los permisos para ello. Incluso, ha amenazado con irse a tribunales internacionales si la compañía no acata la orden de parar sus actividades.

Sin embargo, la estadounidense argumenta que en marzo de este 2022 “recibió su permiso aduanero de rutina de tres años, lo que le permitió a la compañía continuar sirviendo a sus clientes”.

Vulcan Materials Company es el mayor productor de agregados para la construcción en Estados Unidos dedicado extraer y comercializar piedra caliza.

Esta empresa cuenta con dos concesiones para manejar dos terminales marítimas en Quintana Roo.Una de estas es para el uso y manejo del material pétreo, mientras que la segunda es de uso público y es utilizada para el movimiento de transbordadores y cruceros turísticos.

Su filial Calica fue fundada en 1989. En un principio esta le pertenecía tanto al Grupo ICA como a la compañía de Estados Unidos, sin embargo, la última compró las acciones de Grupo ICA en el 2001. Convirtiéndose así en la dueña de la empresa.

Por EL FINANCIERO