Una enfermera que brindó sus servicios en la Segunda Guerra Mundial decidió festejar sus 100 años saltando desde un avión en paracaídas.

La enfermera, Raymonde Sullivan quien brindó sus servicios para apoyar en la Segunda Guerra Mundial decidió saltar desde un avión en paracaídas para festejar su cumpleaños número 100.

Hace un año se prometió así misma que si lograba cumplir 100 años se lanzaría desde un avión con paracaídas; este año lo cumplió.

Con el apoyo de un instructor, Sullivan cayó desde el cielo siendo esta la primera vez que experimentaba la experiencia.

«He hecho mucho en 100 años y nunca lo he intentado. Pensé que debería hacerlo mientras aún pudiera», explicó Raymonde.

Pese a que la mujer dijo haber estado satisfecha con la actividad, al cuestionarle sobre si lo volvería a hacer ella respondió: “no”.

Por 24 HORAS