Cinco personas a bordo de un taxi y el conductor, murieron al ser impactadas por una camioneta a exceso de velocidad que se pasó un semáforo en rojo. Se indicó que personal del Ministerio Público tardó más de cinco horas en llegar al lugar de los hechos. Los pasajeros del taxi eran personas de la comunidad LGTB.

El conductor de la camioneta se encontraba en estado de ebriedad, mientras que las víctimas acababan de salir del bar ‘La Ingrata’, a 100 metros de donde ocurrió el accidente, frente a una gasolinera y una farmacia.

Los hechos se registraron a las 3:30 horas de este domingo, en el cruce de las calles 5 de Febrero y Casimiro Liceaga, en la colonia Álvaro Obregón, en Irapuato. El taxi recién había comenzado su marcha cuando una camioneta Chevrolet Suburban de color negro, que se pasó el alto, lo envistió.

La camioneta se volcó y según la Policía Municipal, ésta ya estaba localizada y se le había marcado el alto porque una mujer que viajaba en el puesto del copiloto les hizo señales pidiendo ayuda. El conductor de la camioneta aceleró, se pasó el alto y se estampo contra el taxi. El sujeto fue detenido.

Las personas que murieron a bordo del taxi con número económico IR-0763 vestían como mujeres, y han sido identificadas en redes sociales por la comunidad gay de Irapuato como Pepa, París, Trini, Ximena y Melany, mientras que la Fiscalía de Guanajuato no ha dado a conocer el nombre del taxista.

Pero el Ministerio Público dependiente de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato arribó al lugar, para hacer su trabajo, hasta poco antes de las 9 de la mañana.

Los cuerpos de las víctimas permanecieron expuestos en la vía pública agravando el dolor de amigos y familiares, quienes no podían acercarse debido al operativo activado en torno del lugar del siniestro.

De acuerdo con personas cercanas a las víctimas, podrían iniciar una queja ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato.

Por EXCÉLSIOR