Francisco Garfias

Son responsables de la mayor parte de los 120 mil asesinatos que se han cometido en este país desde diciembre del 2018, pero López Obrador dice que hay que “cuidar” a las bandas criminales, porque también se integran con “seres humanos”. 

Ésa fue la lamentable respuesta del Presidente a la lluvia de críticas que siguieron al vergonzoso episodio en Nueva Italia, Michoacán. La huida de soldados perseguidos por vehículos repletos de hombres armados presumiblemente del cártel de las cuatro letras (CJNG), quedará como testimonio de la cobardía de un gobierno —no del Ejército— que parapeta sus omisiones detrás de un eslogan arrollado por la realidad: Abrazos, no balazos. 

La imagen de Nueva Italia refleja lo envalentonados que están los criminales, sabedores de que las Fuerzas Armadas y la policía tienen prohibido responder las agresiones. 

 Fueron ellos los que grabaron y subieron a las redes sociales el video que han visto millones de mexicanos. Así de seguros se sienten de que no les pasará nada. El episodio ilustra también el abandono en el que se encuentran poblaciones enteras que viven en territorios controlados por los cárteles de la droga. Pregunta obligada: ¿Pensarán los familiares de las víctimas que hay que cuidar a los criminales ? ¿Y los que sufren de extorsión? ¿Los desplazados por la violencia? ¿Los que les quitan a sus hijos y mujeres a la fuerza? ¿La población en general? 

La mayoría de los mexicanos piensan que el gobierno de López Obrador ha fallado en seguridad. Lo dicen hasta las encuestas que mantienen en la cúspide de su popularidad. 

 Cito una, la de Mitofsky, publicada apenas ayer en El Economista. López Obrador anda en el 59.5% de popularidad, pero en seguridad sólo un 21.6% de los encuestados aprueban su estrategia de no recurrir al uso legítimo de la fuerza. 

* El Presidente parecía sentirse orgulloso de lo ocurrido en Michoacán. “Tenemos que reconocer la actitud responsable del Ejército en estos tiempos”, dijo. Puso una gráfica en la pantalla del salón donde se realizan las mañaneras para destacar que hay menos “letalidad” en los enfrentamientos con criminales que con Felipe Calderón y Peña Nieto. 

No puede ser de otra manera cuando el gobierno renuncia a utilizar la fuerza contra los principales violadores de derechos humanos. En lugar de enfrentar a los malosos, los que deberían protegernos huyen. La orden es “abrazos, no balazos.” Pero sólo la acatan de un lado. El otro permanece sordo. 

 Hay otra gráfica, mucho más importante, que nunca vamos a ver en la mañanera: la de los homicidios dolosos: Van más de 120 mil en los primeros 41 meses y medio de este gobierno. 

En esa estadística se lleva de calle a Zedillo, que tuvo 50 mil 711 homicidios en los primeros 42 meses de su gobierno; Fox, 46 mil 167; Felipe Calderón, 53 mil 319, y Peña Nieto, 74 mil 737 (Fuente T-Research). 

Así explicó López Obrador la reacción de los soldados en Nueva Italia: “Tanto la Secretaría de la Defensa, como la Secretaría de Marina, la Guardia Nacional, tienen formación para evitar los enfrentamientos y que se use más la inteligencia que la fuerza. Cuidamos a los elementos de las Fuerzas Armadas, de la Defensa, de la Guardia Nacional pero también cuidamos a los integrantes de las bandas, son seres humanos”. 

“Ésta es una política distinta, completamente distinta, por eso lo de ayer, que muchos celebraban de que era el mundo al revés, pues para mí fue una actitud responsable”. 

No sorprende la postura de López Obrador. Es la misma desde el día uno. Subutiliza la fuerza del Estado, cuyo uso está legitimado para proteger los derechos de los ciudadanos, en beneficio de quienes roban, secuestran, trafican, extorsionan y enlutan este país.  

* La Organización Demócrata Cristiana de América, que reúne a 23 países, ya tiene nueva presidenta y es mexicana: Mariana Gómez del Campo. 

 La diputada federal del PAN y secretaria de Asuntos Internacionales de ese partido, fue electa por unanimidad en el 23 Congreso de la ODCA, que se lleva a cabo en la sede nacional del blanquiazul. 

 Mariana es la primera mujer en presidir esa organización fundada en Montevideo, Uruguay, el 27 de abril de 1947. De ese ascenso fue testigo el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, quien hoy encabeza la Internacional Demócrata de Centro; Laura Esquivel, secretaria de Promoción Política de la Mujer, y Fernando Doval, secretario de Estudios del PAN. Enhorabuena. 

Publicado en excelsior