Así como se protege a los elementos federales al evitar que haya enfrentamientos, también se cuida a los integrantes del crimen organizado, ya que también son humanos, declaró ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia matutina agregó que la Secretaría de la Defensa Nacional, la Marina y la Guardia Nacional ahora tienen formación para utilizar más la inteligencia que la fuerza, ya que, dijo, en su sexenio se respetan los derechos humanos.

“Cuidamos a los elementos de las Fuerzas Armadas, de la Defensa, de la Guardia Nacional, pero también cuidamos a los integrantes de las bandas; son seres humanos”, expuso.

El mandatario se refirió a un video que fue difundido la víspera, en el que se observa a presuntos integrantes del crimen organizado perseguir a un convoy de militares en Nueva Italia, Michoacán.

“Ayer, en las redes sociales circuló un video en donde unos presuntos delincuentes van detrás de unas camionetas del Ejército, las van siguiendo”, comentó el Presidente, tras hacer referencia a que eso fue utilizado por la oposición para señalar que no hay autoridad en el país y que de esa manera se humilló al Ejército.

Sin embargo, López Obrador subrayó la actitud “responsable” de los militares, al actuar de esa manera, porque antes se enfrentaba a los integrantes del crimen organizado y con ello perdían la vida delincuentes, ciudadanos inocentes, soldados y marinos, explicó.

“Ésta es una política distinta, completamente distinta; por eso lo de ayer, y que muchos celebraban de que era el mundo al revés, para mí es una actitud responsable”, aseguró.

Además, dijo que “antes no le importaba a los de arriba la vida de los involucrados en los enfrentamientos, porque para ellos era muy fácil decir que se hiciera valer la autoridad y que no les iba a temblar la mano, porque lo decían cuando la vida de otros era la que estaba de por medio”.

El mandatario mostró una gráfica sobre la letalidad de los militares en enfrentamientos registrados desde el inicio de la llamada guerra contra el narcotráfico, durante el gobierno de Felipe Calderón.

Ahí, señaló que los niveles de mayor letalidad de las fuerzas federales se registraron en el 2011, con mil 127 enfrentamientos, lo que dejó un saldo de mil 412.

“Les decían a los oficiales del Ejército, de la Marina: ‘Ustedes hagan su trabajo y nosotros nos hacemos cargo de los derechos humanos’”, aseguró el Presidente.

En cuanto a lo sucedido en Michoacán, el mandatario federal detalló que se trató de un operativo con el que se desplegó a cerca de 400 elementos.

Agregó que los militares eran perseguidos porque los presuntos criminales no querían que se descubrieran los narcolaboratorios que había en la zona.

“Se concluyó la persecución, se pidieron refuerzos, se entró a la zona y se encontraron laboratorios”, detalló tras reiterar que las fuerzas federales ya saben cómo tienen que actuar, con conciencia.

Por LA RAZÓN