El Marco Curricular para Educación Básica no está terminado y continua su proceso de integración, por lo que las y los maestros pueden seguir aportando comentarios, propuestas o sugerencias a través de los canales institucionales, ya que al magisterio no se le va a capacitar sino a formar, afirmó la secretaria de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez Álvarez.

Gómez Álvarez dijo que “el modelo educativo, como la vida, es inacabado, por lo que el magisterio debe estar en constante renovación y cambio, de acuerdo con lo que vive el país, la sociedad y las comunidades; aseguró que nadie hará cambios sin la participación de los maestros y éstos deben estar bien afianzados”.

Al asistir a la Conferencia Magistral “Retos de la docencia ante el Marco Curricular 2022”, impartida por el catedrático e investigador emérito de la UNAM, Ángel Díaz-Barriga, en la sede de la SEP, expuso que las y los maestros deben formarse día a día ante la necesidad y el contexto que tiene la sociedad, y que se tiene la capacidad para registrar toda la experiencia de lo que se hace.

Reiteró que nadie puede enseñarle a un maestro frente a grupo qué puede hacer con sus alumnas y alumnos, porque sólo él sabe y conoce sus características y necesidades. Por ello, señaló, el reto para la institución es hacer que los maestros se la crean, que son profesionales y que no son sólo ejecutores.

Comentó que los docentes no son únicamente ejecutores; son creadores y saben utilizar los recursos que tienen a su alcance para formar a niñas, niños y jóvenes, pues desarrollan sus propias estrategias frente a grupo y establecen sus formas para captar la atención de sus estudiantes utilizando, incluso, el canto.

Si se logra que los maestros tengan confianza, primero en ellos mismos, que reconozcan la posibilidad de cambiar la vida y forma de pensar de un niño, se conseguirá una práctica docente más dinámica y acorde a la realidad. En este sentido, recordó que a la SEP le interesa mucho la formación de los maestros.

Ante maestras y maestros de diversos planteles educativos, la titular de Educación señaló que la escuela no es una isla y debe interactuar con todo lo que pasa a su alrededor.

Pidió a las y los docentes entablar diálogo con la institución, con la secretaría, con las subsecretarías y órganos desconcentrados, para atender cualquier duda que se tenga, “porque esta es su casa y las puertas están abiertas”.

Reconoció el trabajo realizado por Díaz-Barriga a lo largo de su carrera, y a quien agradeció el apoyo que ha brindado a la institución, y la humildad que tiene para compartir su experiencia.

Conferencia magistral “Retos de la docencia ante el Marco Curricular 2022”

Durante su exposición, y al hablar del marco curricular, Ángel Díaz-Barriga explicó que es falso que desaparezcan los grados escolares, sino lo que se propone es reorganizarlos, lo que implica ver de otra manera al sistema educativo.

Dijo que, si bien corresponde a la SEP proponer un proyecto y un esquema con un conjunto de elementos para llevarlo a cabo, éste solamente va a tener significado si los docentes lo enriquecen.

En este sentido, convocó a que esto no sólo sea una responsabilidad de la SEP o del grupo que está armando el proyecto, sino una corresponsabilidad donde los maestros, a través de su experiencia y de su práctica docente, ayuden a perfilarlo.

Agregó que este marco curricular es un proyecto de transformación radical de un sistema educativo; es una utopía porque es un bien posible, porque es mejorar la educación que se tiene en este momento.

Puntualizó que este es un proyecto muy ambicioso e inacabado, que sólo podrá enriquecerse a través de las experiencias docentes, “ojalá logremos que los docentes asumamos nuestra responsabilidad en este trabajo de reflexión”.

Finalmente, insistió en que esto es algo nuevo, distinto, no imposible; implica pasar de un modelo uniforme, de eficacia, de formación para la ciudadanía global, a reconocer que el entorno inmediato es el punto de partida para el aprendizaje.